Público
Público

Rajoy autoriza a Monago a mantener el impuesto de sucesiones para atraer a IU

El líder del PP renuncia a una de sus banderas electorales para asegurarse la Presidencia de Extremadura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP de Extremadura, José Antonio Monago, lo tiene ya todo pensado. Aún no es el presidente de la Junta, pero como si lo fuera. El dirigente conservador, que en principio será investido durante la primera semana de julio, gracias a la prevista abstención de Izquierda Unida, se reunió ayer con Mariano Rajoy para contarle sus planes.

El encuentro se produjo en el despacho que tiene en el Congreso el jefe de oposición y duró cerca de dos horas. Monago trasladó a su jefe de filas cómo será su Gobierno. Antes de anunciar nada, quería contar con su visto bueno. Y obtuvo su bendición.

Uno de los puntos más peliagudos que tenía que tratar con él era el Impuesto de Sucesiones. El PP siempre ha defendido su supresión en toda España. Rajoy ha hecho bandera de ello en muchos de sus mítines. Pero ayer se lo tuvo que replantear.

Monago le dijo que estaba pensando hacerlo 'modular' y aplicarlo según el tamaño de la herencia y la renta de cada contribuyente. Con ello le está haciendo sin duda alguna un guiño al coordinador regional de IU, Pedro Escobar.

Monago incumplirá la promesa de suprimir el Impuesto de Sucesiones

La federación le pasó la semana pasada un documento con '12 mandamientos' para la 'rectificación y giro a la izquierda de la política en Extremadura', en el que como reforma fiscal planteaba exactamente lo mismo. También pedía la recuperación del Impuesto de Patrimonio y la revisión de la contribución rústica a las grandes fincas.

Monago sostiene que Patrimonio es un gravamen estatal cuya gestión está cedida a las comunidades y por lo tanto correspondería a la Cámara regional solicitarlo al Gobierno, lo cual es más complicado.

El dirigente conservador no podía aceptar directamente lo que quería IU: iba en contra del discurso de su partido. Pero ayer explicó la situación a Rajoy y este cedió. En campaña Monago había tachado de 'inaceptable' el Impuesto de Sucesiones, recordando que cuando un hijo recibe dos bienes tiene que vender 'uno para pagar el otro' y que Extremadura es la 'única' comunidad que lo mantiene, una vez suprimido en Catalunya.

El aspirante extremeño explica su Gobierno a Rajoy sin ser investido

El presidente del PP siempre ha abogado por una bajada fiscal, pero desde hace unos meses también ha tenido que reconsiderarlo. En tiempos de crisis es difícil sostenerlo. Antes de la campaña electoral Rajoy comenzó a admitir que no iba a ser posible cumplir su promesa. De momento sólo la mantiene para las pequeñas y medianas empresas.

El vencedor de las elecciones en Extremadura también trasladó a Rajoy su intención de reducir las consejerías del Ejecutivo de once a siete y le explicó que quiere contar con independientes. No está previsto que en su equipo incluya a representantes de izquierdas. También quiere reducir el número de asesores de 40 a menos de diez y rodearse de 'expertos' y 'gente competente'.

El líder del PP extremeño se mostró convencido de que los parlamentarios de IU mantendrán su palabra y será el nuevo presidente, tal y como mantuvo en Los desayunos de TVE. Monago también le contó a Rajoy cuál es la situación económica extremeña y le explicó que pondrá en marcha auditorías en empresas públicas.

El líder regional del PP sabe que si sale elegido le espera una legislatura difícil. Es consciente de que en la Asamblea se topará con más de un problema y que no podrá cumplir su programa al cien por cien. Por eso tratará de trenzar acuerdos y buscar consensos. Según confesó Monago, a Rajoy no le ha sorprendido la posición de IU. Tras el 22-M, dio libertad a sus cargos electos para que hablaran con todo el mundo y alcanzaran pactos con todas las fuerzas, excepto con Bildu.

IU Extremadura, aunque quiere apartar el foco para extremar la prudencia con la dirección federal, avanzó a Público una primera impresión de la reunión entre Monago y Rajoy. 'No opino sobre lo dicho por el candidato del PP, porque es su soberanía y ellos verán. Pero sí, es precipitado' que comente al líder de su partido cómo será su Gobierno sin haber sido investido', aseguró Escobar. 'Los cargos institucionales se deben a las instituciones más que a los jefes nacionales de sus partidos', coincidió Víctor Casco, otro de los tres diputados autonómicos.

Es una de las 12 exigencias que le trasladó IU en Extremadura

Más rotunda y crítica fue la cúpula federal: 'Monago tiene mucha prisa. Quiere vender la piel del oso antes de cazarla para consolidar una situación que le es favorable, pero no irreversible', señaló Miguel Reneses, secretario de Organización. Con respecto a la promesa de 'modular' el Impuesto de Sucesiones, 'ninguna credibilidad': 'El PP, allá donde gobierna, se niega a una reforma fiscal progresiva. Es más, sus reformas son más regresivas, clasistas e injustas', agregó el número dos de Cayo Lara, quien, como diputado madrileño, tiene cerca la experiencia de Madrid, donde 'Esperanza Aguirre sólo ha concedido regalos fiscales para los más ricos'.

El PSOE extremeño recordó que el Impuesto de Sucesiones ya sufrió una 'modulación'. En diciembre de 2010 (ley 19/2010, de 28 de diciembre), se aprobó una reducción en la base imponible para cónyuge, padres e hijos en herencias cuya cuantía sea inferior a 600.000 euros, para beneficiar a las rentas más bajas. 'Le pido a Rajoy que acepte las propuestas de IU y admita un giro a la izquierda en sus políticas y aumente los impuestos a los ricos. Ahora el PP parece más de izquierdas que IU. Que no haga doble moral', reclamaba Ascensión Murillo, portavoz regional del partido.

José Luis Lucas, secretario de Comunicación del PSOE, entendió lógicas las prisas de Monago: 'El PP se mueve sobre declaraciones y hechos consumados, y considerará segura a IU. La falta de respeto a los extremeños viene del bamboleo al que se está sometiendo a la región'.

Mariano Rajoy acudió ayer a arropar a Dolores de Cospedal en su toma de posesión como presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha.

En declaraciones a la prensa previas al acto, el dirigente conservador aseguró que las medidas anunciadas por su secretaria general en la investidura representan “lo que va a ser la forma de gobernar” de su partido si gana las próximas elecciones generales.

La ya presidenta castellano-manchega anunció el lunes y martes durante el pleno de investidura en las Cortes regionales algunos recortes. Se trata de reducir el 60% de los altos cargos, eliminar tres organismos reguladores y reducir las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales.

En términos reales, la poda que Cospedal quiere aplicar representa apenas el 0,17% de los Presupuestos regionales.

Por otra parte, Cospedal renunció ayer al escaño de senadora que ocupaba desde septiembre de 2006.  Como declaró ella misma, cobró 223.597 euros en 2010. La mayor parte de su sueldo procedió de su cargo como número dos del PP (153.271 euros). Por el Senado ingresó 66.783 euros. Su salario duplicó el de José María Barreda y triplicó el de Zapatero. El PSOE la ha rotulado como la política mejor pagada de España.