Público
Público

Rajoy utiliza el atentado en Afganistán contra el Gobierno

Exige que Zapatero aclare en el Congreso el ataque y la liberación de los cooperantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque en el fondo pidió lo mismo, un cambio de Gobierno por su gestión ante la crisis económica, Mariano Rajoy se decantó ayer por otra estrategia. El presidente del PP apartó la crisis a un lado y aprovechó los ataques contra las tropas españolas en Afganistán que causaron la muerte de dos guardias civiles y un intérprete y la liberación de los dos cooperantes en manos de Al Qaeda para desgastar al Ejecutivo de Zapatero.

'Que diga la verdad y dé la cara en el Parlamento, que diga cuál es la situación actual de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de la Guardia Civil, y qué hacen en este momento [en Afganistán], que no están en misión humanitaria', dijo ayer en Torrox (Málaga). A pesar de las explicaciones que pidió al Ejecutivo, Rajoy se negó a admitir preguntas de los periodistas que acudieron al acto.

El líder del PP anunció que el próximo 3 de septiembre solicitará la comparecencia formal del presidente del Gobierno. Dos días antes, el 1 y el 2, la cúpula del PP, encabezada por Rajoy, se reunirá en el Parador de Toledo, en su retiro que antecede a la apertura oficial del curso político en Galicia, para diseñar su estrategia electoral.

'Zapatero sólo ha comparecido una vez en seis años sobre Afganistán. El presidente fijó el pasado 12 de mayo pero al final, con la que organizó en política económica, vino a hablar de economía', ironizó. Rajoy no mencionó expresamente el pago de rescates a terroristas, pero también usó como munición contra el Gobierno la liberación de los cooperantes secuestrados por Al Qaeda. 'Es una noticia extraordinaria, pero Zapatero tiene que decir qué ha ocurrido, que no se esconda ni use subterfugios para no hablar con claridad a los ciudadanos', insistió.

Rajoy exigió, además, conocer qué información se les da a los cooperantes españoles por parte del Gobierno y qué recomendaciones reciben. 'Realizan una labor social muy importante, pero más lo es su vida, por eso hay que precisar qué medidas se adoptarán en el futuro para evitar que esto vuelva a repetirse', concluyó.

Sobre la crisis económica, tampoco concretó ninguna medida. 'La actual situación de la economía española es incalificable', resumió. Y destacó que mientras otros países europeos 'están registrando una subida del Producto Interior Bruto', en España 'ha bajado un 0,1% este año'.

Para Rajoy, 'no cabe hablar de meses, sino de años' a la hora de marcar un plazo para salir de la crisis y consideró que el Gobierno 'no tiene ni idea' de lo que hace 'diciendo una cosa y la contraria en los temas más importantes'. Sobre la aprobación de la reforma laboral, la calificó como 'no válida' porque 'se ha aprobado por los pelos' y sin el apoyo de ningún grupo.

Gobernar. Esa es la solución también esgrimida ayer por Javier Arenas a los problemas de los españoles. El presidente del PP andaluz pidió un cambio en la ley electoral de manera que haya un artículo único: 'El que gana, al Gobierno, y el que pierde, a la oposición'. En Andalucía, aunque las encuestas pronostican una victoria del PP en las próximas elecciones autonómicas, una alianza entre PSOE e IU impediría gobernar a Arenas, que lo intenta por cuarta vez.

'[Una victoria sin mayoría absoluta] supondría la gloria de un titular de periódico y la alegría de una noche', sostuvo Arenas. Entre otras medidas, reiteró que, si llega a la Junta, eliminará el impuesto de sucesiones y reformará la educación. 'Porque un profesor tiene que ser don José, no Pepito mi colega', dijo el líder del PP andaluz.