Público
Público

Rajoy y Mas eluden el tema del soberanismo y charlan veinte minutos sobre el déficit y la crisis

Artur Mas eludido referirse ante el presidente del Gobierno al debate soberanista, aunque ha reclamado que se desbloquee este año el Corredor del Mediterráneo porque sectores claves para Cataluña, como el automovilístico, lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, han mantenido una conversación privada de 20 minutos en la que han aparcado el debate soberanista y se han centrado en la situación económica y la negociación sobre los objetivos de déficit autonómico para 2013.

En una conversación informal con periodistas mientras esperaba en la entrada del Saló de Automóvil, el propio Artur Mas ha explicado que mientras hacían 'tiempo' tras almorzar con representantes del sector del automóvil, han conversado durante veinte minutos. El presidente de la Generalitat ha calificado el encuentro de 'ordinario', enmarcado en la normalidad de dos personas que coinciden en un acto, y, sin entrar en detalles,  ha explicado que han conversado esencialmente sobre el déficit de este año para Catalunya y sobre los Presupuestos de la Generalitat del 2013, que el Govern todavía no ha presentado a la espera de conocer el techo definitivo de saldo negativo.

Mariano Rajoy y Artur Mas, han visitado el Salón Internacional del Automóvil, que se celebra en el recinto Montjuïc de Fira de Barcelona, sin mantener gestos de complicidad. El primero en llegar al recinto ha sido el president, y poco después de las 17.00 horas ha llegado Rajoy, que se ha saludado con Mas con un apretón de manos y han intercambiado un breve saludo.

Esta tarde, además, el ministro de Hacienda,  Cristóbal Montoro, y el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, han mantenido en la Delegación del Gobierno en Barcelona un encuentro privado para hablar sobre el déficit autonómico. Fuentes de Hacienda han calificado el encuentro de 'rutinario' y no para negociar nada, ya que Bruselas todavía no ha confirmado el objetivo definitivo para el conjunto del Estado en 2013. Frente al actual 1,2% de máximo de déficit otorgado a las Comunidades Autónomas, el ejecutivo de Artur Mas defiende que a Catalunya le correspondería un tercio del déficit del conjunto de administraciones del Estado, que es del 6,3% del PIB, lo que equivaldría, por tanto, a un techo del 2,1% del PIB.

En su intervención en el almuerzo que ha ofrecido en Barcelona a directivos de empresas automovilísticas con motivo del Salón Internacional del Automóvil, Rajoy, en presencia del presidente de la Generalitat, ha definido a España como 'un gran equipo, plural y distinto en muchas cosas', y que cuanto más grande sea, más podrá aspirar a ser el mejor. Rajoy ha hecho esta defensa de España en su intervención

El presidente del Gobierno ha señalado que este salón está asociado con valores como la innovación y el desarrollo, y que todos ellos están ensamblados en un futuro del que nadie va a quedar fuera. 'Nos pertenece a todos', ha apostillado. Para él, se trata de devolver a España a la primera línea de la parrilla de salida, momento que ha aprovechado para expresar el respaldo al piloto Fernando Alonso ante el gran premio de Montmeló del próximo domingo.

En ese contexto, ha señalado: 'Lo más importante del deporte es demostrar que no podemos aspirar a nada grande si no somos grandes, si no contamos con la solidaridad y el trabajo conjunto de un gran equipo'. 'Y creo que España es un gran equipo, plural, distinto en muchas cosas, trabajador, abierto y solidario. Cuanto más grande sea ese equipo y más capaz de fijar en común los objetivos, más podemos aspirar a lo que queremos, que es ser cada vez mejores', ha enfatizado.

'A Barcelona, cuna del motor en España, vinieron miles de personas de otros lugares de nuestra geografía a buscarse su porvenir. Lo encontraron, pero también -ha precisado- recibieron la cálida acogida de una sociedad abierta e inclusiva'. Para el presidente del Gobierno, todos esos ciudadanos se integraron en Catalunya y enriquecieron su tejido social hasta hacerla 'lo que es hoy un punto de encuentro, un lugar de convivencia y un espejo de la pluralidad de nuestro país'.

Rajoy, además, ha anunciado una nueva oleada de inversiones por importe de mil millones de euros en la industria automovilística en España. El jefe del Ejecutivo ha señalado que la inversión se concretará próximamente y multiplicará su efecto positivo al sumarse a las que se están poniendo en marcha en los últimos meses. En total, ha explicado que se trata de '5.000 millones de euros comprometidos en poco mas de un año por una industria como la de automóvil, que está haciendo de España la punta de lanza en su firme apuesta europea'.

Para Rajoy, estas inversiones son 'un triunfo de todos', y ha citado en concreto a los nueve grandes fabricantes mundiales 'que han encontrado en España el entorno más competitivo, accesible y fiable para consolidarse a la vanguardia de la industria internacional'. También ha señalado que es un éxito para Europa porque ha dicho que el proyecto europeo no se entiende sin un compromiso decidido por facilitar la inversión productiva en sectores industriales punteros.

Para el jefe del Gobierno, el sector del automóvil está sabiendo sacar partido a la reforma laboral para lograr más competitividad gracias al acuerdo entre empresarios y sindicatos. Ha recordado igualmente otras reformas pendientes que tendrán una gran repercusión en el sector del automóvil, como la de la unidad del mercado, la ley de apoyo al emprendedor, la reforma de las administraciones, la reforma energética o la movilización del crédito para las pymes.

Previamente, en su intervención ante los empresarios, Artur Mas ha eludido el debate soberanista, aunque ha reclamado que se desbloquee este año el Corredor del Mediterráneo porque sectores claves para Catalunya, como el automovilístico, lo necesitan. 'Esperemos que sea el año clave, final y definitivo en cuanto a desbloquear el Corredor (ferroviario), lo necesitamos como el pan porque no se puede pensar en una industria exportadora integrada en Europa si no tenemos estas infraestructuras', ha afirmado.

El presidente de la Generalitat  ha pronunciado un discurso de unos diez minutos centrado en la economía del motor, sin ninguna referencia al debate soberanista. El presidente catalán ha recordado que Catalunya concentra el 25% de la actividad del sector de la automoción en España y que, en el ámbito de los componentes, ese porcentaje se eleva al 40%. Así, Mas ha explicado que tiene sentido que se 'concentre la potencia de fuego' en Barcelona como un único salón del motor en España.

Existe aún, según el presidente catalán, el problema de que el mercado doméstico no despierta, por lo que, a su entender, se debería apostar por las ayudas a la compra de vehículos, que animarían el consumo al tiempo que beneficiarían al sector del automóvil y a las arcas publicas, por la recaudación de impuestos.

En el almuerzo, previo a la inauguración del Salón del Automóvil de Barcelona, han participado, además de Rajoy y Mas, el ministro de Industria, José Manuel Soria; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; el consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat, Felip Puig; el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani; y, entre otros, la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna. Entre la veintena de representantes del sector del automóvil han estado presentes el presidente del Consejo de SEAT, Francisco García; el consejero delegado de Fiat, Luca Napolitano; el consejero delegado de General Motors España, Antonio Cobo; el consejero director general de Nissan, Frank Torres; y el consejero delegado de Ford España y presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Jose Manuel Machado.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el Ejecutivo se siente reforzado por la suspensión de la declaración soberanista catalana ordenada por el Tribunal Constitucional, tras la impugnación del propio Gobierno, y ha asegurado que estudia y estudiará llevar al alto tribunal todo acuerdo que considere que incumple esa suspensión. Tras 'un primer mensaje claro, a quien lo quiera escuchar', lanzado por el Alto Tribunal, la vicepresidenta ha augurado que pueden llegar otros. 'Aquellas actuaciones que supongan incumplimientos de la suspensión, lo que el Gobierno va a hacer es enviarlas o incorporarlas al Tribunal Constitucional para que tengan sus efectos y para poner en evidencia la suspensión (de la declaración soberanista)', ha explicado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz ha anunciado que el Gobierno ha encargado a la Abogacía del Estado que estudie así la comisión creada el pasado miércoles en el Parlament de Cataluña para aplicar el derecho a decidir. El objetivo es incorporarla a la citada impugnación; lo mismo se hará con cualquier otro acuerdo, sin cerrar tampoco la puerta a recursos independientes.

Sáenz de Santamaría ha incluido en la advertencia también a los dirigentes políticos, a los que les ha recordado que deben atenerse a las leyes y a la Constitución también en sus declaraciones y que serán los órganos judiciales y la fiscalía los que procedan, si lo ven necesario. 'Entiendo que manifiesten lo que estimen oportuno, pero tiene obligación de respetar la Constitución y las leyes', ha dicho.

Soraya Sáenz de Santamaría también ha asegurado que el Gobierno se siente igualmente responsable del bienestar de los catalanes como del resto de ciudadanos del país y que para ello debe garantizar la financiación de los servicios públicos, 'que los ciudadanos no sufran un perjuicio por la actuación de sus administraciones'. Ha dicho en este sentido que el Ejecutivo se mantiene abierto al diálogo con la Generalitat y con todas las administraciones, con el objetivo de tomar 'las actuaciones oportunas para que ni en Cataluña ni en otra comunidades se adopten medidas necesarias para garantizar servicios públicos y mejorar las políticas'.