Público
Público

El TSJ de Balears ratifica la fianza de 1,6 millones a Matas

El 'caso de la Ópera' encargada a Calatrava asesta el segundo golpe económico al expresident autonómico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Superior de Balears (TSJIB) confirmó ayer la fianza civil de 1,6 millones impuesta al expresident Jaume Matas en el caso de la Ópera de Palma, el proyecto fantasma que encargó al arquitecto Santiago Calatrava en vísperas de las elecciones de 2007, tras las que el PP perdió el poder en el archipiélago. El Govern balear se apresuró a pagar a Calatrava 1,2 millones de euros antes de que Matas desalojara el Consolat del Mar, sede de la Presidencia balear, para ceder el paso al socialista Francesc Antich.

El de ahora es el segundo golpe financiero que la justicia asesta a Matas, quien en marzo de 2010 ya tuvo que abonar una fianza de tres millones para evitar la cárcel por presunto soborno en el caso matriz de esta investigación, el Palma Arena. Fuentes de la defensa del exdirigente del PP aventuraron ayer que Matas no podrá afrontar esta nueva caución, fijada en previsión de las responsabilidades pecuaniarias exigibles en caso de condena. Otras fuentes jurídicas confirmaron que si Matas se confiesa insolvente y demuestra que legalmente lo es, no pagará la fianza.

El exdirigente del PP está a un paso de perder sus bienes por embargo

El expresident, contra quien el Banco de Valencia ya ha emprendido acciones para recuperar los tres millones que le prestó en marzo de 2010 más los intereses, tiene todas las papeletas para perder su patrimonio inmobiliario declarado: la vivienda de lujo ya conocida como el palacete de Matas, en el centro histórico de Palma, un local comercial en la misma ciudad y un piso donde reside su madre.

Matas tiene todas las opciones de perder sus bienes porque el Banco de Valencia, que le concedió el dinero en metálico y no el usual aval, ha instado la subasta si Matas no satisface su deuda en un mes. Y el expresident, cuyo presunto patrimonio oculto aún investiga el juez, dice no tener dinero.

Si no paga los cuatro millones que debe al Banco de Valencia, el palacete se subastará

Aunque el TSJIB no difundió ayer su auto, la nota de prensa oficial subraya que el tribunal confirma la medida cautelar aplicada y que lo hace atendiendo a estos motivos: 'Por considerar que, en su momento, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma tuvo a su alcance indicios suficientes para la imposición de la fianza'.

El caso permanece en el Tribunal Superior porque uno de los imputados, el exconseller de Educación Francesc Fiol, gozaba de aforamiento por su condición de parlamentario autonómico. Dado que el PP balear excluyó de sus listas a todos los imputados, incluido Fiol, este perderá su aforamiento en cuanto el Parlament celebre el día 7 su sesión constitutiva.

Que el caso siga en manos del TSJIB es una opción improbable. Aunque el juez dio el lunes por concluida la instrucción y concedió cinco días a la Fiscalía y a la acusación particular el Govern para que eleven sus acusaciones, no está claro que todo haya acabado. Anticorrup-ción no ha confirmado si solicitará nuevas diligencias, pero en el caso quedan puntos oscuros por aclarar. Por ejemplo, no se sabe a ciencia cierta qué consta en los archivos del Govern en lo que respecta a la Ópera de Palma. La solicitud de nuevas pruebas devolvería el sumario al juez que emprendió la investigación, José Castro.