Público
Público

Zapatero limitará los cambios a un ajuste

La vicepresidencia de Rubalcaba quedaría amortizada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La posibilidad de que la marcha de Alfredo Pérez Rubal-caba dé paso a una fuerte recomposición del Gobierno, incluyendo el nombramiento como número dos de un peso pesado del PSOE, está prácticamente descartada. Lo hizo el presidente, cuando adelantó que la remodelación tendrá un alcance 'prudente y limitado', y continuaba siendo la impresión dominante.

En círculos gubernamentales y socialistas apuntaban que se limitará a la sustitución de Rubalcaba como ministro del Interior y portavoz, mientras que la vicepresidencia quedará amortizada. [El pleno del Congreso instó en 2009 al Gobierno a suprimir los Ministerios de Vivienda e Igualdad, como así hizo Zapatero, y también una de las tres Vicepresidencias actuales].

La hipótesis del adelanto electoral vuelve a cobrar fuerza en el PSOE

Las palabras de Zapatero han dado pábulo a la tesis de que todos los cambios podrían limitarse a un ascenso de Antonio Camacho, número dos del Ministerio del Interior desde 2004, y a la asunción por el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, de las competencias como portavoz. Pero fuentes próximas al presidente advertían de su querencia por 'las sorpresas'.

La versión oficial sobre la salida de Rubalcaba del Gobierno, que no se consumará hasta la semana próxima, dice que todo 'estaba decidido y planificado desde hace tiempo', pero las informaciones procedentes del interior del PSOE y del Gobierno indican que en la hoja de ruta y en el calendario ha habido más de una tachadura antes de llegar al anuncio, hecho para liberarse de la presión antes de asumir hoy, de manera formal, la condición de candidato del PSOE para las próximas elecciones generales.

La confirmación de la inmediata salida de Rubalcaba del Gobierno volvió a alimentar la expectativa de un adelanto electoral al mes de noviembre o, incluso, a octubre, inmediatamente después de la Conferencia Política que aprobará su programa.

Algunos dirigentes apuntan como excusa las altas exigencias del PNV

Oficialmente se sostiene que tampoco 'tiene que ver nada' esta posibilidad con el momento elegido para la dedicación exclusiva de Rubalcaba al partido. Pero fuentes socialistas aseguran que la tendencia mayoritaria dentro del Comité Electoral es a favor del adelanto de los comicios al mes de noviembre, con o sin Presupuestos del Estado.

A pesar de que el PNV ha expresado una predisposición favorable al acuerdo, dentro del PSOE hay quien ya ha dado con 'la excusa perfecta': el adelanto sería la consecuencia de la imposibilidad de aceptar unas 'exigencias excesivas' de los nacionalistas vascos, como el traspaso de las bonificaciones de la Seguridad Social.

Aunque, según estas fuentes, Zapatero se mantiene firme en su planteamiento de apurar la legislatura, los partidarios del adelanto han encontrado un nuevo argumento en las últimas previsiones económicas. No sólo se da por seguro que la Encuesta de Población Activa del último trimestre, que se conocerá a comienzos del año próximo, será negativa. El servicio de estudios del BBVA ha enfriado también la expectativa de que el ejercicio pueda concluir con un crecimiento del 1,5% del PIB, al reducirlo en el segundo trimestre a un 0,2% respecto del anterior, por debajo de las previsiones del Gobierno e insuficiente para crear empleo.