Público
Público

Los 10 protagonistas de la escena internacional en 2016

Donald Trump, Juan Manuel Santos, David Cameron, Recep Tayyip Erdogan, Vladimir Putin, Angela Merkel, Bashar al Assad, Matteo Renzi, François Hollande y Rodrigo Duterte.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los 10 protagonistas de la escena internacional en 2016

MADRID.- El año 2016 ha sido, sin duda, el año de Donald Trump, protagonista indiscutible de la escena internacional no solo por su victoria en las presidenciales en EEUU sino por las polémicas de las que ésta ha venido precedida.

No obstante, el año que termina también ha estado protagonizado por otros nombres propios, de entre los que resaltamos estos diez personajes:

1. Donald Trump

Aunque a priori eran pocos los que le daban opciones de convertirse en candidato, el magnate no solo consiguió el respaldo de los republicanos sino que ganó contra todo pronóstico las elecciones del 8 de noviembre. Gracias al complicado sistema electoral, se impuso al obtener más representantes en el Colegio Electoral --el órgano que elige al presidente-- pese a que la candidata demócrata, Hillary Clinton, fue la que más votos recibió de los ciudadanos.

En 2017, los ojos seguirán puestos en Trump, que asumirá el cargo el 20 de enero y que ha conformado un equipo de gobierno del que forman parte políticos conservadores y varios antiguos militares, además de empresarios, como el elegido para ser secretario de Estado, el presidente de Exxon Mobil Rex Tillerson.​

2. Juan Manuel Santos

El presidente de Colombia se ha ganado un hueco en la historia de su país tras lograr cerrar un acuerdo de paz con la principal guerrilla, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo cual también le ha valido el Nobel de la Paz en 2016.

Santos y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño 'Timochenko' anunciaron el 24 de agosto el acuerdo final, que los colombianos rechazaron en el referéndum del 2 de octubre. Esto obligó a Gobierno y guerrilla a introducir algunos cambios, atendiendo partes de las peticiones de los partidarios del 'no'. Finalmente, tras la ratificación por el Parlamento, el acuerdo de paz fue firmado el 24 de noviembre.

3. David Cameron

El primer ministro británico prometió la convocatoria de un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE en su programa para las elecciones de 2015, que ganó con contundencia, deseoso principalmente de acallar las voces más euroescépticas en las filas del Partido Conservador.

El 23 de junio, y contra lo que pronosticaban los sondeos, un 51,9 por ciento de los británicos votaron a favor del 'Brexit', un proceso que sin embargo no se ultimará hasta dos años después de que se inicien las conversaciones formales con la UE, algo que aún no ha ocurrido. Por su parte Cameron dio inmediatamente un paso al frente, asumió la derrota y abandonó el cargo, cediendo el testigo a Theresa May.

4. Recep Tayyip Erdogan

El presidente turco ha aprovechado los acontecimientos de este último año para reafirmar aún más su poder y para justificar sus planes de reformar la Constitución para dotar al jefe de Estado de más competencias de las que ahora goza. A la ofensiva contra los rebeldes kurdos del PKK, se han sumado los varios atentados perpetrados por el grupo terrorista Estado Islámico, el último de ellos el 10 de diciembre junto a un estadio en Estambul que dejó 44 muertos.

Pero sin duda, si algo ha marcado el año y la política de Erdogan ha sido el golpe de Estado fallido contra su persona el 15 de julio pasado. El presidente ha acusado al clérigo Fethulá Gulen, otrora aliado y actualmente exiliado en Estados Unidos, y ha llevado a cabo una 'caza de brujas' para apartar de los organismos públicos a miles de los seguidores de su movimiento religioso.

Además, Erdogan ha protagonizado en los últimos meses un acercamiento a Rusia en detrimento de su tradicional aliado, Estados Unidos, y mantiene una tensa relación con la UE, con la que se teme que el acuerdo migratorio alcanzado en marzo pueda saltar en cualquier momento.

5. Vladimir Putin

El presidente ruso sigue siendo uno de los pesos pesados de la escena internacional, aunque Trump le haya arrebatado este año el título de 'Persona del Año' de la revista 'Time'. Putin ha seguido consolidando su poder en Rusia y reforzando la presencia internacional del país a nivel internacional.

La intervención rusa en Siria, su alianza con Irán y su acercamiento a Turquía han alejado aún más si cabe a Rusia de Occidente, mientras tanto la UE como Estados Unidos mantienen las sanciones contra muchos de sus líderes por el conflicto del este de Ucrania, que tras más de dos años dista mucho de haberse resuelto.

6. Angela Merkel

La canciller alemana se ha erigido en el principal valor seguro de una UE en horas bajas ante la pérdida de apoyo de los partidos tradicionales y el auge de los movimientos populistas, principalmente los de extrema derecha. Tras muchas especulaciones, Merkel ha anunciado que buscará hacerse con un cuarto mandato en las elecciones de otoño de 2017.

La líder conservadora sigue siendo la mejor valorada por los ciudadanos, si bien la crisis de los refugiados de 2015 y su política de puertas abiertas que permitió la llegada de casi un millón de ellos al país, le han pasado factura y le han granjeado críticas en las filas de su propio partido. El atentado del 19 de diciembre contra un mercado navideño en Berlín reivindicado por Estado Islámico podría reforzar esta tendencia, aunque aún queda mucho para los comicios.

7. Bashar al Assad

Pese a que desde que Siria se sumió en una guerra civil abierta desde Occidente se ha reclamado su salida del poder, lo cierto es que el presidente sirio se mantiene en el cargo, principalmente gracias a la decisiva intervención militar rusa que comenzó en septiembre de 2015 y al apoyo decidido de Irán y el partido milicia chií libanés Hezbolá.

Al Assad termina el año con una importante victoria: la recuperación de Alepo, controlada por los rebeldes desde 2012. Los grupos rebeldes han quedado con ello debilitados, pero la amenaza que plantean organizaciones terroristas como Estado Islámico, que a principios de diciembre ha recuperado Palmira tras perderla en marzo, o el antiguo Frente al Nusra, siguen vigentes.

8. Matteo Renzi

Matteo Renzi pasará a la historia de la convulsa política italiana como el primer ministro más joven y el primero al que los italianos no eligieron en las urnas pero cuya salida sí forzaron mediante el voto. Tras verse aupado a la jefatura del Gobierno en febrero de 2014 tras ser elegido líder del Partido Democrático, Renzi se marcó como objetivo cambiar el sistema electoral y democrático en Italia, para lo cual la reforma de la Constitución y la modificación del papel del Senado eran puntos clave.

Por ello, dado el calado de los cambios que quería introducir, convocó a los italianos a las urnas el 4 de diciembre y, aunque no era necesario, ligó su futuro al resultado de la consulta. Esto provocó que la oposición convirtiera la votación en un plebiscito sobre su continuidad en el cargo, máxime cuando no fue elegido en las urnas, del que Renzi salió mal parado: el 59,1 por ciento votó 'no' a la reforma. Ante el varapalo, el primer ministro cumplió con lo prometido y dejó el cargo.

9. François Hollande

El presidente francés finalmente ha optado por dar un paso a un lado y a finales de noviembre anunció que no buscaría su reelección en las elecciones de abril de 2017. Hollande, cuyos índices de popularidad llevan meses bajo mínimos, había estado barajando sus opciones de cara a la reelección, convirtiéndose así en el primer presidente que no busca otro mandato más en el Elíseo.

Su decisión, muy elogiada en Francia, dio vio libre a su primer ministro, Manuel Valls, que días después de lanzó al ruedo de las primarias socialistas y dejó el cargo. No obstante, parece que quien más opciones tiene para las presidenciales es el candidato conservador, el exprimer ministro François Fillon.

10. Rodrigo Duterte

El actual presidente de Filipinas se ha convertido en un asiduo en las noticias internacionales desde que accedió al cargo el pasado mes de junio. Su forma de hablar sin pelos en la lengua y su espíritu de confrontación, especialmente con Estados Unidos, a cuyo presidente Barack Obama llegó a insultar, han generado algunas situaciones incómodas para el país.

Su campaña contra el narcotráfico, en la que han muerto miles de personas, le ha granjeado críticas a nivel internacional, que no han hecho sino aumentar después de que hace unos días reconociera que cuando era alcalde de Davao él mismo mató a tres delincuentes.