Público
Público

EEUU reclama a los socios de la OTAN que paguen "lo que corresponde"

La Conferencia de Seguridad de Munich es el primer encuentro del vicepresidente del gobierno de Donald Trump, Mike Pence, con los líderes europeos y tendrá que marcar su postura respecto a Rusia, Siria, Ucrania o Irán. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel (d), y al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres (i), durante su reunión en el marco de la 53 Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), que se celebra en el hotel 'Bayerischer Hof'

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ha dado su primer discurso internacional en el foro de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), donde ha reiterado las líneas básicas de su relación con la OTAN, cuyas acciones respaldará siempre y cuando el resto de aliados incrementen su contribución. "Esta es la promesa del presidente Trump: estaremos junto a Europa hoy y siempre porque nos unen los mismos nobles ideales: libertad, democracia y ley", ha declarado.

Pence tiene la misión de apaciguar a las autoridades europeas después de que el senador estadounidense John McCain, antiguo candidato presidencial y enemigo de Trump, advirtiera de que la actual administración estadounidense "se encuentra en ruinas" nada más empezar.

Sin embargo, el vicepresidente insistió en la idea que lleva barajando Trump desde el año pasado, donde denunció que Estados Unidos está asumiendo una carga excesiva en la labor de seguridad que desempeña la Alianza Atlántica. "Muchos de estos aliados no se han fijado un derrotero creíble ni nítido a la hora de pagar lo que corresponde", declaró Pence en un tono "duro" según los presentes. 

Aunque el vicepresidente intenta tender una mano amiga a Rusia al ratificar que la nueva administración Trump está buscando "nuevas formas de cooperar con Moscú", también ha advertido a Moscú -y al ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, presente en el lugar del evento - de que respete los acuerdos de paz sobre Ucrania y deje de actuar para incrementar la violencia.

"Estados Unidos seguirá haciendo a Rusia responsable de sus actos aunque estemos buscando lugares comunes de consenso como, imagino que ya saben, espera el presidente Trump", hizo saber

Por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado "a lucha conjunta contra el terrorismo islamista es uno de esos ámbitos en los que tenemos intereses conjuntos y en los que podemos cooperar", ha declarado la canciller.

El presidente de la MSC, Wolfgang Ischinger, aseguró al presentar la edición de este año que "las elecciones en Estados Unidos han traído una situación de inseguridad no vista en décadas" y se mostró confiado de que la cita contribuya a reducir los "temores" que suscita Trump.

Trump o el golpe a la política internacional

La edición de este año de la MSC está centrada en el golpe de timón que ha supuesto para la política internacional la presidencia del magnate inmobiliario, que en un mes en el cargo ha puesto en duda la vigencia de la OTAN, el futuro de la Unión Europea (UE) y la política estadounidense con respecto a China.

Tras los discursos de Merkel y Pence, está previsto que intervengan tres ponentes que representan nítidamente la apuesta por el multilateralismo construida en las últimas décadas.

En primer lugar hablará el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres; al que seguirán, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini.

Tras ellos, pero en esa misma línea a favor de la cooperación internacional, intervendrán los ministros de Exteriores del eje franco-alemán, Jean-Marc Ayrault y Sigmar Gabriel.

Por último, cerrará la "ronda de los elefantes" habitual en Múnich en la jornada del sábado, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

Ucrania quiere mantener las sanciones a Rusia

El primer día de la MSC ya evidenció las suspicacias europeas con la nueva Administración estadounidense y la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, advirtió a Washington contra la tentación de buscar una relación bilateral con Rusia, "pasando por encima de los aliados".

Von der Leyen habló además de que la OTAN es una "comunidad de valores" que "no deja ningún espacio a la tortura, obliga a evitar absolutamente víctimas civiles y establece que, quien lo necesite, reciba protección".

"Significa también que no puede haber ninguna equidistancia en la confianza hacia los aliados y hacia aquellos que cuestionan nuestros valores, nuestras fronteras y el derecho internacional", añadió la ministra alemana.

Similar fue el mensaje lanzado por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, quien afirmó que ceder ante las agresividad rusa sería "ingenuo, equivocado y peligroso" y pidió mantener las sanciones a Moscú, además de advertir de que "cualquier pacto con (el presidente ruso, Vladimir) Putin a espaldas de Ucrania sólo agravará la situación".

El ministro de Defensa estadounidense, James Mattis, aprovechó su intervención para destacar el "total" compromiso con la OTAN del presidente de EEUU, pero volvió a recordar a sus aliados que deben elevar su presupuesto militar.