Público
Público

Barbados y Bahamas, menos corruptos que España, que empata con Botswana

El índice anual de Transparency International sobre la corrupción en el mundo, rebaja la calificación de la transparencia española un puesto. Estamos en la posición 31, con la misma nota que el país africano y j

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Botswana, el país donde al rey le gusta cazar elefantes sin informar al Gobierno empata con España en el ranking sobre la corrupción en el mundo que elabora cada año la organización Transparency International (TI). Nuestro país repite el puesto 31 en transparencia que ya obtuvo en 2011 con 65 puntos, según el informe.

En 2004, España era el vigésimotercero más transparente. Grecia lidera la lista de le UE en corrupción e Italia, pese a la salida de Silvio Berlusconi del Gobierno, sigue cayendo puestos en esta clasificación hasta el 72, y ha sido adelantado por Macedonia, que el año anterior estaba justo por debajo. Somalia repite como el Estado menos limpio.

'Tras un año en el que la atención ha estado en la corrupción, esperamos que los gobiernos adopten una postura más firme contra el abuso de poder. Los resultados demuestran que las sociedades continúan pagando el alto coste que supone la corrupción', afirmó en un comunicado la presidenta de TI, Huguette Labelle. La ONG alemana denunció que pese al aumento de la presión pública a favor de la transparencia 'desde Oriente Medio hasta Asia y Europa', se han registrado pocos avances a este respecto, o incluso 'retrocesos'.

TI, referencia global en el análisis de la transparencia, advierte en su informe de que sólo un tercio de los 176 países estudiados aprueba el examen, a pesar de que el clamor ciudadano contra estas prácticas ha ganado impulso en todo el mundo a raíz de la primavera árabe. Esto denota que 'las instituciones públicas deben incrementar su transparencia y que los funcionarios en puestos de poder deben rendir cuentas de manera más rigurosa', afirmó TI.

Ranking de corrupción de Transparency International 2012 (Pincha para ampliar)

En una escala del 0 (sumamente corrupto) al 100 (muy transparente), Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda lograron 90 puntos, mientras que Somalia, Corea del Norte y Afganistán apenas sumaron 8 enteros. Sobre estos últimos, TI señaló que 'la ausencia de instituciones públicas eficaces y de líderes que rindan cuentas por su actuación ponen de manifiesto la necesidad de adoptar una postura mucho más firme frente a la corrupción'.

'Los resultados del sondeo deberían ser un aviso para que la UE solicite más información a sus miembros'Dentro de Europa, España queda a mitad de tabla, por debajo de los nórdicos y las naciones del centro del continente, pero por encima de los países del sur y del este. Grecia es el país de la Unión Europea (UE) que peor puntúa en este índice de corrupción, al lograr sólo 36 enteros. Los griegos llevan tiempo quejándose de corrupción, pero la irritación ha crecido, particularmente por la evasión de impuestos por parte de los ricos, mientras el Gobierno ha aplicado una ola de austeridad exigida por los prestamistas internacionales del país.

'Los resultados del sondeo deberían ser un aviso para que la UE solicite más información a sus miembros', dijo la analista de la UE de TI Jana Mittermaier, añadiendo que esa medida había de aplicarse también a los esfuerzos para establecer una supervisión bancaria europea. Los sistemas judiciales débiles e ineficaces, los pobres servicios de auditoría pública y los cómodos lazos entre gobiernos y empresas contribuyen a la percepción de corrupción en algunos países europeos, dijo.

En América Latina, Venezuela (19 puntos) y Paraguay (25) siguen siendo percibidos como los países más corruptos de América Latina, mientras Chile (72) y Uruguay (72) se mantienen como los líderes en transparencia. Entre las grandes potencias, destaca que China (39) se sitúa en el puesto 80 y que Estados Unidos (73) rebota desde la posición 24 hasta la 19, mientras que Alemania (79) y Japón (74) quedan en los puestos 13 y 17, respectivamente.

El CPI se elabora cada año desde 1995 a partir de diferentes estudios y encuestas sobre los niveles percibidos de corrupción en el sector público de distintos países.