Público
Público

Batalla campal en el centro de Moscú

Decenas de heridos en una pelea entre hinchas y policía 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varias decenas de personas resultaron heridas y otras 65 detenidas por los enfrentamientos entre manifestantes y policías en el centro de Moscú, donde unos 5.000 aficionados se congregaron para protestar por el asesinato de un seguidor del Spartak.

Fuentes médicas hablan de entre 20 y 30 hospitalizados, entre ellos también policías, mientras que el ministro del Interior, Rashid Nurgalíev, aseguró que esta cifra se reduce a 13, según la agencia Interfax.

En la plaza Manezh, junto al Kremlin, donde ha tenido lugar los enfrentamientos, los manifestantes coreaban eslóganes como 'Rusia para los rusos' y 'Uno para todos y todos para uno' y portaban fotos de Yegor Svirídov, el hincha del Spartak de 28 años asesinado en la madrugada del pasado lunes en una trifulca callejera.

En un primer momento, la policía ha logrado controlar la situación, pero al poco tiempo estallaron los choques entre un centenar de manifestantes y agentes. Los hinchas lanzaron barreras metálicas, botellas y bengalas contra los agentes antidisturbios y los efectivos de las tropas del Interior, tras lo cual derribaron el árbol de Navidad colocado en la plaza.

La policía ha redoblado las medidas de seguridad en todos los distritos de Moscú, así como en el metro, en varias de cuyas paradas se registraron altercados protagonizados por jóvenes violentos. Estos incidentes preocupan en un país recientemente designado para organizar el Mundial 2018.

Avalancha en Jordania

Por otra parte, unas 150 personas resultaron heridas el viernes por la noche en la capital de Jordania durante los enfrentamientos entre hinchas rivales después de que el equipo palestino Al Wihdat, líder del campeonato, ganara (1-0) al club jordano Al Faisali, segundo clasificado, en un duelo crucial. La mayoría de los heridos, entre los que hay 25 policías, abandonaron el hospital a las pocas horas, excepto 11 que fueron ingresados, desveló el viceprimer ministro jordano, Ayman Safadi.