Público
Público

Berlusconi, de nuevo salpicado por la prostitución

Una marroquí menor de edad asegura haber recibido regalos en las fiestas de 'Il Cavaliere'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, vuelve a verse involucrado en un caso relacionado con la prostitución. Esta vez, la mujer que dice haber participado en fiestas en su mansión de Arcore, es una menor. Ruby, marroquí de 17 años, no sólo fue testigo de la vida que rodea a Il Cavaliere, sino que el propio Berlusconi evitó que acabara en la cárcel.

Corría el mes de mayo cuando Ruby fue detenida en Milán acusada de haber robado 3.000 euros y varias joyas. Al ser menor y extranjera, los carabinieri la trasladaron a comisaría e iniciaron los trámites para buscarle un centro de acogida. Pero en el momento justo hubo una llamada. Procedía de Palacio Chigi, la sede del Gobierno en Roma.

Del otro lado del teléfono, una orden contundente: 'Liberadla porque es la nieta de [Hosni] Mubarak', el presidente egipcio. Después, una persona que dice conocerla se presenta en comisaría. Nicole Minetti, ex dentista de Berlusconi reclutada para la política. Las dos mujeres salen del recinto policial de madrugada. Ya en la calle, Minetti habla con Berlusconi para decirle que está a salvo.

La historia se narra en la declaración de la joven ante la fiscalía de Milán, que indaga sobre la contratación de prostitutas para las fiestas de Berlusconi. Entre los imputados está la propia Minetti y otros dos allegados del primer ministro: Emilio Fede, presentador de televisión y exponente de la propaganda berlusconiana, y Lele Mora, presunto proxeneta y quien contactó con Ruby.

La chica asegura que no practicó sexo con nadie, pero que recibió un traje de Valentino y un colgante de Swarovsky de Berlusconi. Fede ha confirmado su presencia en las fiestas. El fondo de la cuestión es que Il Cavaliere vuelve a estar expuesto. No sólo por su estilo de vida, sino porque si la joven miente, sería víctima de un intento de extorsión. Un cóctel demasiado grande para un primer ministro.