Público
Público

Las cajas negras de Air France implican a los pilotos

Un informe revela que la tripulación no aplicó los procedimientos que establecen los manuales de vuelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El accidente del vuelo 447 de Air France, que cayó el 1 de junio de 2009 durante el trayecto Río de Janeiro-París, con 228 personas a bordo, pudo deberse a errores de los pilotos, según el estudio que publicó ayer el órgano francés encargado de la investigación, la Oficina de Encuestas y Análisis (BEA, en sus siglas en francés).

Gracias al análisis de las cajas negras halladas el pasado abril en el mar el informe relata lo siguiente: a las 02.01 de la madrugada, el comandante del avión va a descansar y deja en funciones al segundo copiloto, el menos experimentado, mientras el primer copiloto vigila las posibles averías; nueve minutos después, los sensores de velocidad se congelan y se desconecta el piloto automático. El segundo copiloto, al mando, levanta el morro del avión hasta un punto que, según los técnicos, provoca la caída del aparato, que se prolongará por tres minutos y medio. Sólo entonces el primer piloto activa la alarma y avisa al comandante. Según las conversaciones registradas en las cajas negras, los pilotos no eran conscientes de que el avión se encontraba ya en caída libre. Para cuando el primer copiloto tomó el mando, era demasiado tarde.

El estudio apunta que el primer copiloto llamó varias veces al comandante antes de que este volviese a la cabina y señala que los copilotos no habían recibido el entrenamiento necesario sobre pilotaje manual ni para alta altitud. Air France defendió ayer la actuación de los pilotos. 'Nada permite, en este punto, dudar de sus competencias técnicas', afirmó en una nota.