Público
Público

Cameron reconoce que "rara vez" las cumbres cambian algo

El primer ministro británico defiende que el G-20 y el G-8 dejen de ser "tertulias" y sirvan para cumplir las promesas de los políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro británico, David Cameron, ha defendido que las grandes cumbres internacionales, como la del G-8 de este viernes y la del G-20 del fin de semana , ambas en Canadá, dejen de ser 'tertulias' y sirvan realmente para tomar decisiones y cumplir las 'promesas' que los dirigentes hacen en ellas.

En un artículo publicado en el diario canadiense 'Globe and Mail' , Cameron, que reconoce que es 'el nuevo chico del barrio' ya que es la primera vez que participa y lamentó que 'demasiado a menudo' este tipo de citas 'no cumplen con el bombo publicitario y las promesas hechas'.

El primer ministro británico subraya que 'se gasta mucho dinero en organizarlas, las ciudades anfitrionas se ven perturbadas durante días o incluso semanas' y aunque 'se intercambian buenas intenciones en conversaciones productivas', 'rara vez esas intenciones se cristalizan en acciones globales reales y tangibles'. 'Cuando nos reunimos un año después, vemos que las cosas realmente no han avanzado', lamentó.

Por ello, Cameron considera que 'el reto para las próximas citas del G-8 y el G-20 es que sean más que grandes tertulias'. En su opinión, 'si queremos marcar la diferencia, necesitamos centrarnos en lo que realmente queremos lograr, que los dirigentes, incluido yo, estén dispuestos a rendir cuentas y a que se nos obligue a cumplir nuestras promesas'.

'Tenemos que demostrar a la gente que podemos conseguir resultados reales, concentrándonos en las prioridades claves y llevarlos adelante sin descanso año tras año', remachó, subrayando que en las cumbres de este fin de semana la economía será el tema central.