Público
Público

Los chinos se rebelan contra la polución

Cientos de personas protestan frente a una planta fotovoltaica de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El medioambiente se está revelando como un factor mucho más decisivo que la política para hacer que los chinos salgan a la calle a mostrar su indignación. Después de varios episodios recientes relacionados con plantas químicas y vertidos de petróleo, este fin de semana le ha tocado el turno a una planta de energía solar de capital estadounidense en Haining, justo al sur de Shanghai, a la que acusan de estar contaminando toda la región y de haber disparado los casos de cáncer.

Más de 500 personas se enfrentaron ayer a la Policía en las inmediaciones de la compañía Zhejiang Jinko Solar en una protesta que arde desde el jueves. Los manifestantes voltearon cuatro vehículos policiales y destrozaron ocho coches de la empresa y parte de sus oficinas.

El foco de la revuelta se encuentra en el pueblo de Hong-xiao. Allí los residentes aseguran estar muy alarmados por la muerte repentina de una gran cantidad de peces del río. Un vecino aseguró a la agencia Associated Press que la planta, dedicada a los productos fotovoltaicos, vierte regularmente residuos en el río y expulsa enormes cantidades de humo muy denso a través de una docena de chimeneas. Para mayor escándalo, la empresa se asienta muy cerca de una guardería y una escuela.

En Hongxiao, una aldea de 3.300 habitantes, hay 31 personas que han desarrollado cáncer de forma reciente y otras seis leucemia. Los residentes aseguran vivir en estado de pánico, según indican varias webs de noticias chinas. Al parecer, varios trabajadores de la fábrica han fallecido y ahora muchos de sus empleados se niegan a seguir trabajando.

A pesar de que aún no hay pruebas que liguen las muertes y los casos de cáncer a la planta fotovoltaica, el director de la Oficina de Protección Medioambiental de Haining ha admitido que la empresa no supera los controles de contaminación desde abril. Otro dato sospechoso es que varios empleados de la compañía agredieron a un equipo de reporteros y destruyeron todo su material durante la protesta.

La Policía de Haining ha detenido a un residente de Hongxiao apellidado Sun, a quien acusan de 'difundir información falsa' sobre la empresa, que forma parte de la multinacional neoyorquina Jinko Solar . Sun es quien posteó en su blog los 31 casos de cáncer y las irregularidades de la planta. El Gobierno local asegura que sólo ha habido seis casos de cáncer en el pueblo en un año.

Paralelamente, el Gobierno de Shanghai ordenó el viernes el cierre de dos empresas químicas después de que varios niños de la zona mostraran niveles excesivos de plomo en sangre.