Público
Público

Un comando de Hamás mata a cuatro colonos

El ataque coincide con el inicio de las conversaciones de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro colonos judíos, dos mujeres y dos hombres, fueron asesinados ayer por la tarde en una carretera junto a la entrada del gran asentamiento de Kiriyat Arba, cerca de Hebrón, al sur de la Cisjordania ocupada, en un ataque que tuvo lugar un día antes de que hoy se pongan en marcha las negociaciones directas entre israelíes y palestinos en Washington.

Dos de las cuatro víctimas eran una pareja oriunda de la colonia de Beit Hagit, en las colinas del sur de Hebrón, y las otras dos habían hecho autostop y residían en Kiriyat Arba. Una de las mujeres estaba embarazada. El vehículo en el que viajaban fue tiroteado desde otro coche en marcha que circulaba por la misma carretera, una vía importante que no sólo está abierta a los colonos judíos sino también a los palestinos.

El vehículo en el que viajaban fue tiroteado desde otro coche en marcha

El incidente ocurrió a las 19.30 horas y los cuatro ocupantes del vehículo fueron dados por muertos en el mismo lugar del ataque. Gay Gonen, el primer médico que llegó al lugar del ataque, manifestó que el coche tenía decenas de impactos en la carrocería y que ninguno de los ocupantes daba señales de vida. A esa hora, el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, viajaba hacia Washington, donde hoy participara en la ceremonia inicial de la reanudación de las negociaciones.

Hamás se atribuyó ayer por medio de su ala armada la responsabilidad del ataque en un comunicado difundido desde Gaza: 'Las Brigadas Qassam anuncian toda la responsabilidad de la heroica operación en Hebrón'

Los analistas relacionaron inmediatamente el ataque con las negociaciones y no pasaron por alto el hecho de que Hebrón es un feudo de Hamás, y la organización fundamentalista cuenta con numerosos comandos en la zona. En junio pasado, uno de estos comandos acabó con la vida de un policía israelí muy cerca del lugar del ataque de ayer.

Los palestinos recelan de las exigencias de Israel para negociar

Por su parte, el titular de Defensa israelí, Ehud Barak, relacionó el ataque con las negociaciones y prometió que sus responsables 'pagarían el precio exacto'.

En la escena política, el presidente Barack Obama recibirá hoy en Washington a Binyamin Netanyahu y al presidente palestino, Mahmud Abás, en un encuentro que en principio marcará la reactivación del proceso de paz y la reanudación de las negociaciones directas interrumpidas a finales de 2008.

El clima que se respira en la región es de abierto pesimismo, tanto en Israel como en los territorios palestinos ocupados, y más después de lo ocurrido anoche. La primera prueba de fuego llegará el 26 de septiembre, cuando expira la moratoria que Netanyahu declaró en noviembre pasado para cesar la construcción en las colonias de Cisjordania, una moratoria que no se ha cumplido rigurosamente. Fuentes diplomáticas indicaron que Netanyahu le ha dicho a Obama que no es el momento de hablar de lo que puede ocurrir con la moratoria.

Netanyahu, que hasta ahora había defendido una reanudación de negociaciones sin condiciones previas, ya ha advertido que lo primero que quiere abordar es la seguridad de Israel. Los palestinos temen que el primer ministro israelí ponga sobre la mesa unas exigencias que sean inasequibles y de esta manera fuerce el fracaso de la iniciativa de paz.

Esta noche, hora de Washington, Obama tenía previsto cenar en la Casa Blanca con sus dos huéspedes, así como con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey Abdalá de Jordania.