Público
Público

La crisis financiera e Irak marcan el primer debate

El primer 'round' entre Obama y McCain estaba consagrado a la política exterior pero la crisis financiera estuvo muy presente. El candidato demócrata culpó a los republicanos del desastre: "Es el veredicto final de 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


'Esto incluye la crisis financiera'. El periodista de la televisión pública Jim Lehrer no dudó en marcar desde el comienzo el contenido de un cara a cara que iba a estar dedicado a la política exterior y seguridad nacional. 

El primer debate presidencial entre John McCain y Barack Obama, celebrado en Oxford, Mississippi,  se saldó en un empate. El encuentro, que estuvo a punto de ser suspendido, duró hora y media en la que los dos candidatos dedicaron la mayor parte del tiempo a hablar de la guerra de Irak y de economía.

Ninguno de los dos quiso pronunciarse en detalle sobre el plan de rescate que el Congreso seguirá negociando hoy.

El nombre de Zapatero, o mejor dicho, el cargo, surgió en uno de los intercambios cuando Obama, al precisar a McCain que estaría dispuesto a entrevistarse con el presidente iraní Ahmadineyad sólo en ciertas condiciones, reprochó a su rival su reticencia a 'entrevistarse con el presidente español, que es un aliado de la OTAN'.

'Todavía no estoy pensando en la agenda presidencial, ni siquiera tengo el sello oficial', contestó algo tenso McCain.

Los dos bandos cantaron victoria tras el encuentro y lo cierto es que los dos candidatos repitieron muchos de los puntos que suelen articular en sus mítines. La mayor parte del tiempo se dirigieron al moderador, Jim Lehrer, el presentador de los informativos de la cadena pública PBS, un veterano de este tipo de pugilatos.

Obama acusó a McCain de respaldar la guerra de Irak e ignorar Afganistán. McCain habló una y otra vez de su extensa carrera en el Senado. Los dos se enfrentaron sobre el tema de los impuestos, asunto clave para los estadounidenses, de la independencia energética, de la crisis económica, de Irán, de Rusia y de la guerra contra el terrorismo.

El candidato demócrata no dudó en culpar a los republicanos del desastre financiero actual: 'Esto es el veredicto final de ocho años de políticas económicas fallidas promovidas por el George Bush y apoyadas por el senador McCain'.

Tanto McCain como Obama llegaron bien entrenados, durante las primarias, el candidato demócrata participó en 23 debates con sus entonces rivales, 14 en el caso del republicano. Al principio estuvieron un poco tensos y dudaron en intercambiar golpes directos. Obama trastabilló en dos ocasiones al dirigirse a McCain como 'Tom' y 'Jim'.

'Pero diríjanse el uno al otro' animó el moderador a Obama al inicio del debate. Y Obama repitió su respuesta directamente al senador. 'Tiene miedo de que no le oiga', contestó McCain en el único momento de humor.

McCain empezó a menudo sus intervenciones con 'lo que el senador Obama no parece entender' y su rival contestó a menudo con 'es una cuestión de criterio'.

El próximo debate se celebrará el 2 de octubre en Misuri y tendrá dos actores distintos: los candidatos a la vicepresidencia, el senador demócrata Joe Biden y la gobernadora republicana Sarah Palin. McCain y Obama volverán a verse cinco días más tarde en Nueva Orleans.

Los principales medios de comunicación estadounidenses no señalan un claro vencedor. Son unánimes al considerar que ninguno de los dos candidatos cometió errores pero tampoco se anotó ningún punto de relevancia. En un equivalente futbolístico, el resultado es un empate a cero. Ambas campañas han declarado, de manera poco sorprendente, que su candidato respectivo fue el ganador del debate.

En la cadena de televisión CNN, la comentarista política Candy Crowley opinab que 'los dos estuvieron bastante planos toda la noche'.

En declaraciones a la cadena ABC, el periodista Jim VandeHei, de Politico.com, opina que 'no hubo un momento definitorio' del debate, pero ambos candidatos cumplieron con sus expectativas. Obama, según este reportero, 'quería mostrarse presidencial y en control de los asuntos... misión cumplida'. McCain, por su parte, 'mostró la profundidad de sus conocimientos' en política exterior y acusó en varias ocasiones de 'ingenuidad' a su oponente.

En la cadena MSNBC, los analistas consideran que McCain se mostró 'firme' y con su actuación esta noche 'ha recuperado el rumbo' de su campaña, después de varios días de descenso en las encuestas. Obama 'podría haber sido más combativo pero demostró un buen conocimiento de los fundamentos de la política exterior, el área donde McCain es más fuerte'. Su compañero de cadena Keith Olbermann lo calificó de 'Prozaico', en alusión al medicamento tranquilizante.

En The Washington Post, el periodista Robert Kaiser considera que ambos candidatos 'jugaron a la defensiva' y ninguno de los dos cometió 'ningún error tremendo', lo principal que ambos querían evitar.

En su blog de análisis político, Los Angeles Times afirma que Obama fue más fuerte en la parte económica del debate, la primera, pero McCain cerró con fuerza, 'más asertivo en los últimos treinta minutos del debate'.

Los primeros resultados de una encuesta realizada por la cadena CBS a personas declaradas como votantes indecisos han dado como ganador a Barack Obama. El 40% de ellos declaró al cabdidato demócrata como ganador, mientras que el 22% dio la victoria a McCain; el 8% consideró que hubo empate.

Entrando en materia de debate, el 68% de los votantes que antes de que comenzara el debate no tenían ninguna preferencia consideraron que Obama estuvo acertado con sus declaraciones sobre economía, frente al 41%  que consideró que McCain estuvo mejor. En cuanto a la guerra de Irak, otro de los grandes temas de la noche, McCain se impuso a Obama según el 55% de los encuestados, mientras que el 49% coincidió con las posiciones de Obama.