Publicado: 10.12.2015 13:51 |Actualizado: 10.12.2015 13:51

El Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez recibe el Nobel de la Paz

La organización propició un proceso político y alternativo cuando el proceso de democratización del país, iniciado tras la denominada "revolución de los jazmines" de 2011, estaba en peligro después de varios asesinatos políticos y revueltas sociales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
(De izq a der) La presidenta del Comité del Nobel, Kaci Kullman Five, y los miembros del Cuarteto de Diálogo de Túnez el secretario general de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), Houcine Abassi; el presidente de Asociación Nacional de Abog

Miembros del Cuarteto de Diálogo de Túnez, el secretario general de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), Houcine Abassi; el presidente de Asociación Nacional de Abogados, Mohamed Fadhel Mahfoudh; el presidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH), Abdessattar Ben Moussa, y la presidenta de la patronal UTICA, Wided Bouchamaoui, asisten a la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz en Oslo. /EFE

OSLO.- El Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez ha recibido hoy el Nobel de la Paz en Oslo por su labor en la construcción de una "democracia plural" en este país africano.

En la ceremonia en el ayuntamiento de Oslo estuvieron los líderes de las organizaciones que fundaron el Cuarteto en el verano de 2013: la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH), la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), la patronal (UTICA) y la Asociación Nacional de Abogados, además de miembros de la Casa Real de Oslo.

Estas organizaciones propiciaron un proceso político pacífico y alternativo cuando el proceso de democratización en Túnez, iniciado tras la denominada "revolución de los jazmines" de 2011, estaba en peligro después de varios asesinatos políticos y revueltas sociales, según destacó el fallo del Comité Nobel Noruego.



La presidenta del Comité Nobel ha felicitado la labor humanitaria y democrática que ha desarrollado el Cuarteto en Túnez

La presidenta del Comité Nobel, Kaci Kullman ha felicitado la labor humanitaria y democrática que ha desarrollado el Cuarteto en el país. "Es un reflejo del espíritu nobel" ha afirmado, a lo que añadió que son "un ejemplo para otros países a impulsar la paz".

En referencia a la denominada "primavera árabe", Kullman ha revindicado la fuerza del pueblo "la multitud siempre es más fuerte que un rey" y ha reconocido que "las amenazas que sufre Túnez no son diferentes a las que sufren otros pueblos". Así, ha hecho referencia a los atentados cometidos por el autodenominado Estado Islámico, cuya solución pasa por "fundamentalmente, trabajar todos juntos para combatir ese terror", para lo que es necesario "el desarrollo económico y el del país de Túnez", por lo que la Comunidad Internacional "debe cumplir su papel e intervenir en Túnez".

Por deseo expreso de los galardonados se entregaron cuatro copias en oro de la medalla del premio y no una como tenía previsto el Comité Nobel, que considera al Cuarteto como una sola organización. El coste de las réplicas y de las copias del diploma será asumido por los galardonados, ha informado el Comité Nobel.

La medalla de este año está fabricada por primera vez con oro procedente de una mina con certificación, que garantiza que la extracción se ha llevado a cabo de forma respetuosa con la naturaleza y localizada en Iquira (Colombia), según la Casa de la Moneda Noruega.

El programa se abrió horas antes de la ceremonia en el ayuntamiento de Oslo con un acto con cientos de niños en el Centro del Nobel de la Paz y continuará por la tarde con la tradicional procesión con antorchas hasta el hotel donde se encuentran hospedados los representantes del Cuarteto y la cena de gala.

El Nobel de la Paz, el único que se otorga y entrega fuera de Suecia, está dotado con 8 millones de coronas suecas (855.000 euros), al igual que el resto de los premios.