Público
Público

"Decidí cambiar el futuro de mi hija"

Detenida por conducir, llama a sus compatriotas a luchar por sus derechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Porque mi madre no pudo cambiar mi presente, decidí cambiar el futuro de mi hija'. Mientras varias de sus compatriotas desafiaban este viernes la prohibición de conducir, Manal al Sharif escribió esta frase en Twitter, una herramienta que la joven saudí de 32 años no cesó de usar tras su paso por la cárcel. Al Sharif es la cara visible de aquellas mujeres que se hartan de las prohibiciones de los religiosos de su país, desde que pasara dos semanas en una celda por, según las autoridades, 'violar el orden público'; es decir, conducir un coche.

Hablar de Al Sharif, consultora informática del gigante petrolero saudí Aramco, es hablar de las intelectuales, en su mayoría profesoras de universidad y escritoras, que llevan años denunciando los abusos que sufren las mujeres en Arabia Saudí. Hatún al Fasi y Wajiha al Huwaider son quizá las más famosas. Mientras la primera escribe en la prensa local columnas muy duras contra el régimen y la discriminación, llamando a reformas sociales, la segunda es una conocida activista de derechos de la mujer quien, cada año, para el Día de la Mujer, coge el volante de su coche.

Al Sharif es considerada una heredera de Al Fasi y Al Huwaider, dispuesta a dar la cara para defender sus derechos. Tras su detención, otras mujeres fueron arrestadas por conducir, su página Facebook fue cerrada y ella no pudo salir ayer al volante, aunque respaldó la iniciativa Women2Drive.