Publicado: 12.05.2014 16:43 |Actualizado: 12.05.2014 16:43

Donetsk y Lugansk declaran su independencia de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Donetsk y Lugansk, las hasta ahora regiones del este ucraniano ya convertidas en repúblicas populares, han declarado este lunes su independencia de Kiev, un día después de los referéndums en el que el 89,7% y 96% de los votantes, respectivamente, apoyaran esta opción.

Los representantes del Gobierno provisional de la República Popular de Donetsk también han pedido a Rusia que considere la anexión del nuevo Estado independiente. "Nosotros, el pueblo de la República Popular de Donetsk, de acuerdo con los resultados del referéndum que se celebró el 11 de mayo de 2014 y en virtud de la declaración de soberanía de la RPD, declaramos que ésta constituye un Estado soberano", reza la proclamación, leída por Denis Pushilin, copresidente de la recién formada República Popular de Donetsk.

"La tierra de Donetsk siempre ha sido parte del mundo ruso"  

"De acuerdo con la voluntad expresada por el pueblo... y para restablecer la justicia histórica, pedimos a la Federación Rusa que examine la cuestión de la integración de la República Popular de Donetsk en el seno de la Federación Rusa", agregó. Pushilin dijo después a los periodistas que "la tierra de Donetsk siempre ha sido parte del mundo ruso, independientemente de su pertenencia étnica". Recordó que primero fue parte del Imperio Ruso y que "sólo después de la sangrienta catástrofe de 1917 (la Revolución bolchevique) fue separada mediante fronteras administrativas de la Gran Rusia". 

En un mitin multitudinario, y poco después de que lo hicieran sus vecinos, los dirigentes de Lugansk también declararon su independencia. "El pueblo de Lugansk proclama la creación del Estado soberano de la República Popular de Lugansk", dice la declaración, que fue leída ante los congregados. También señala que "de acuerdo al derecho internacional, y en base de igualdad, el territorio y sus fronteras son indivisibles e inviolables".

Los dirigentes de Lugansk pedirán a Naciones Unidas que reconozca su independencia. Además, la agencia rusa RIA Novosti asegura, citando a un portavoz, que el territorio podría celebrar un nuevo referéndum, en este caso de anexión a Rusia. "Si se toma esta decisión, entonces la voluntad del pueblo será tenida en cuenta", ha declarado la fuente. 

Los dirigentes de Lugansk pedirán a Naciones Unidas que reconozca su independencia

Anteriormente, los líderes de las nuevas repúblicas anunciaron que no celebrarán las elecciones presidenciales ucranianas del próximo 25 de mayo. "Quizás las elecciones pudieran celebrarse en el territorio de la región de Lugansk. Pero ahora somos la República Popular de Lugansk. Por eso no habrá elecciones", dijo Vasili Nikitin, jefe de prensa del llamado Ejército del Sureste", formado en la República Popular de Lugansk.

Agregó que, a la luz del nuevo estatus que el referendo separatista celebrado ayer otorga a los líderes prorrusos de Lugansk, la asamblea regional de diputados ha perdido su legitimidad. Los dirigentes de ambas repúblicas se proponen crear órganos estatales y militares y, en un futuro, crear un Estado independiente junto a otras regiones orientales y meridionales de Ucrania como Járkov y Odessa.

Como primera orden, el recién nombrado comandante de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk (RPD), Igor Strelkov, anunció el inicio de una "operación contraterrorista" en respuesta a la ofensiva de Kiev contra los bastiones prorrusos. La medida fue anunciada a través de un documento que declara que "todas las formaciones militares, órganos de seguridad, policía" y otras estructuras de seguridad quedan supeditadas a sus órdenes.

Donetsk ordena "la detención de todos los guerrilleros de grupos neonazis" 

"Los mandos deberán cumplir a partir de ahora sólo mis órdenes", exige Strelkov, que da 48 horas a "todos los oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas, del Servicio de Seguridad de Ucrania y del Ministerio de Interior" para que juren lealtad al nuevo Estado o abandonen el territorio. "Todos los que pasen bajo el mando de la RPD tendrán garantizados el mantenimiento del grado militar, sueldo y prestaciones sociales", agrega el texto.

Las autoridades de la república consideran "ilegal a partir de ahora" cualquier presencia de las fuerzas de seguridad y del orden ucranianas en su territorio, precisa la orden. Además, se ordena "la detención de todos los guerrilleros de grupos neonazis", entre los que incluye al Sector de Derechas y la Guardia Nacional de Ucrania, creada por las ahora autoridades en Kiev poco después de derrocar al presidente Víktor Yanukóvich.

El Gobierno ruso se ha limitado a publicar un comunicado en el que muestra su respeto al resultado de las consultas del domingo y su confianza en que puedan ponerse en práctica mediante el diálogo entre Kiev y los separatistas de ambas regiones. "En el interés de forjar tal diálogo cualquier esfuerzo de mediación, incluido a través de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, es bienvenido", ha afirmado el departamento de prensa del presidente, Vladimir Putin.

"Rusia ha seguido de cerca los preparativos y la celebración de los referendos en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk" y resalta "la alta participación pese a los intentos por perturbar el voto", ha incidido el Kremlin, que ha aprovechado para denunciar el uso de la fuerza, "incluido el uso de armamento pesado contra civiles, que provocó víctimas".

Kiev acusa a Moscú de iniciar las consultas para "derrocar a las autoridades ucranianas" 

Por su parte, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ha considerado que las votaciones no tienen ningún valor jurídico y ha denunciado que las consultas "fueron iniciadas por la Federación Rusa con el objetivo de desestabilizar completamente la situación en Ucrania, abortar las elecciones presidenciales y derrocar a las autoridades ucranianas". Aseguró que, según el Ministerio del Interior y expertos presentes en las consultas, la participación en las regiones insurgentes de Donetsk y Lugansk fue sólo del 32% y el 24%, respectivamente. Sin embargo, según las comisiones electorales de las regiones, la participación fue del 75%.

Entretanto, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha asegurado que no está previsto ningún nuevo encuentro a nivel internacional para abordar la crisis en Ucrania tras los referendos. Como en ocasiones anteriores, Lavrov ha subrayado que las conversaciones a cuatro, en las que participan Ucrania, Rusia, la UE y Estados Unidos, no tienen sentido si no están presentes también los representantes de las regiones del este.

"Lo digo una vez más, sin la inclusión de los detractores del régimen en el diálogo directo sobre cómo resolver la crisis, los esfuerzos no irán a ninguna parte", ha declarado, según recoge Itar-Tass. Según el ministro ruso, tanto el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, como el presidente de turno de la OSCE también lo reconocen. En este sentido, ha defendido la necesidad de un diálogo nacional sobre la hoja de ruta formulada por la OSCE.