Público
Público

Enfrentamientos en Pekín por el desalojo olímpico

Un grupo de manifestantes que protestaban por ser desalojados a causa de las obras olímpicas se han enfrentado con la policía en Pekín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía china se enfrentó cerca de la plaza de Tiananmen de Pekín a un grupo de unos 50 manifestantes que protestaban por su desalojo a causa de las obras olímpicas, relataron a Efe fuentes cercanas a la protesta.

Los manifestantes y la policía se encontraron en la zona del distrito de Qianmen, al sur de la plaza, cuando los primeros protestaban por la reconstrucción de la zona dónde vivían, que se ha convertido en una área comercial y de negocios.

'Protestan porque no quieren aceptar la compensación monetaria que les ofrecieron por sus viviendas, sino seguir viviendo en ellas', señaló un vecino cercano a las protestas, quien añadió que 'no se han producido detenciones'.

A los vecinos desalojados del distrito de Qianmen por esta 'reconstrucción olímpica' se les ofrecieron, a cambio de abandonar sus casas, 8.020 yuanes por metro cuadrado (1.170 dólares o 752 euros), un precio muy por debajo del valor de mercado de esa céntrica zona en Pekín.

Los manifestantes viven cerca de uno de los restaurantes más famosos de pato laqueado de Pekín, el 'Li Qun', un lugar histórico frecuentado por diplomáticos y altos cargos extranjeros en sus visitas a China.

Según la organización no gubernamental Centro sobre los Derechos de la Vivienda y los Desalojos (COHRE, en inglés), las obras realizadas por los Juegos de Pekín, que se inauguran el próximo viernes, han supuesto el desalojo de 1,5 millones de personas en la capital china, una cifra desmentida por las autoridades.

La mayoría de estos desalojados se convierten en lo que en China se conoce como 'peticionarios', personas que, tras agotar todas las vías legales para solucionar su caso, acuden al Gobierno central buscando justicia e intentan celebrar protestas en lugares céntricos de Pekín.

Las manifestaciones cerca de la plaza de Tiananmen son un problema muy crítico para las autoridades chinas, especialmente ante la inminencia de la inauguración de los Juegos Olímpicos, cuando quiere dejar claro ante el mundo que es una potencia económica estable.

Por este motivo, las autoridades chinas prohíben habitualmente filmar a las televisiones extranjeras en ella, aunque con motivo de la cita olímpica podrán hacerlo pidiendo permiso con un día de antelación.