Publicado: 17.09.2015 11:06 |Actualizado: 17.09.2015 12:48

La Eurocámara da su respaldo a la reubicación de 120.000 refugiados

El Parlamento Europeo pone en marcha el procedimiento de urgencia que servirá como instrumento para dar apoyo a la entrada masiva de sirios que se está produciendo en Italia, Grecia y Hungría.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, durante un pleno sobre la crisis de los refugiados en el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica hoy 16 de septiembre de 2015. El Parlamento Europeo votará el próximo jueves su apoyo al instrumento de r

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, durante un pleno sobre la crisis de los refugiados en el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica hoy 16 de septiembre de 2015. El Parlamento Europeo votará el próximo jueves su apoyo al instrumento de reubicación de 120.000 refugiados que propone la Comisión Europea (CE) y que se resisten a aprobar algunos países. /EFE

BRUSELAS.- El Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy por procedimiento de urgencia y con amplia mayoría el instrumento de reubicación de 120.000 refugiados que propone la Comisión Europea (CE) en apoyo a Italia, Grecia y Hungría.

El voto, añadido a la agenda de forma extraordinaria, fue propuesto este miércoles por el propio presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, y recibió el apoyo de los grandes grupos para aumentar la presión sobre los países de la UE. La resolución fue aprobada por 372 votos a favor, 124 en contra y 54 abstenciones. Antes del voto, el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, dijo "estar muy agradecido al Parlamento Europeo por entender la urgencia de la situación".



"Ahora el Consejo debe actuar. Es un imperativo humanitario. No se trata de abrir todas las fronteras, pero no podemos olvidar quienes somos ni nuestros valores. No podemos mirar hacia otro lado con las personas perseguidas que huyen de una situación de guerra", añadió la mano derecha del presidente Jean-Claude Juncker.

Entre los Estados miembros que rechazan abiertamente el sistema de cuotas propuesto por la Comisión figuran Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumanía. La adopción formal de la medida depende del Consejo de la UE, donde están representados los Estados miembros, pero solo podía producirse una vez que se hubiera pronunciado la Eurocámara, que en este caso lo hace en el marco del procedimiento de consulta.

Bruselas urge a decidir el reparto de los refugiados

La Comisión Europea (CE) urgió hoy a los Estados miembros a que "tomen las decisiones necesarias" en el Consejo de ministros de Interior del próximo martes, después de que el Parlamento Europeo diese su respaldo al reparto entre países de 120.000 refugiados llegados a Grecia, Hungría e Italia. "El camino queda ahora despejado para que el Consejo adopte nuestra propuesta", recalcó la CE en un comunicado. "Urgimos a los Estados miembros a que tomen las decisiones necesarias en el Consejo extraordinario de ministros europeos de Interior del 22 de septiembre", añadió.

El Ejecutivo comunitario agradeció a la Eurocámara que haya aplicado el procedimiento de urgencia para dar su respaldo a la medida, tan solo una semana después de la presentación de la misma. Bruselas recuerda además que en el Consejo de ministros europeos de Interior del pasado 14 de septiembre una mayoría de países expresaron su voluntad de avanzar en este dossier tan pronto como fuera posible. "Ahora ha llegado el momento de la acción", incidió.

La Comisión aclara que si los Veintiocho adoptan la decisión el martes está lista para trabajar de forma conjunta a fin de que la reubicación de refugiados comience "inmediatamente", de manera que se reduzca la presión en las naciones más afectadas. El Parlamento Europeo es solo consultado y no colegislador en el proceso de aprobación de esta medida, pero los Estados miembros habían argumentado que no podían avanzar más rápido porque faltaba por pronunciarse la Eurocámara. Ahora que el PE ha accedido a dar su respaldo por procedimiento de urgencia al reparto de refugiados, los países tienen una excusa menos para seguir posponiendo su decisión.