Público
Público

Francia Macron anuncia que expulsará a todo extranjero irregular que cometa un delito

En su primera entrevista televisiva después de llegar al Elíseo, Macron aseguró que no cambiarán la ley de forma inmediata, pero que "adoptarán medidas más duras" contra los inmigrantes en situación irregular.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:

El presidente francés, Emmanuel Macron, antes de su primera entrevista televisiva en vivo en el Palacio del Elíseo en París. / Reuters

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, informó este domingo de que expulsará del país a todo extranjero en situación irregular que cometa un delito, al tiempo que anunció una mejora de los procedimientos de expulsión y acuerdos con los países de origen.

En su primera entrevista televisiva cinco meses después de llegar al Elíseo, Macron aseguró que de forma inmediata no cambiarán la ley, pero que "adoptarán medidas más duras" contra los inmigrantes en situación irregular. 

Macron reaccionó así después de que se conociera que el autor del asesinato de dos jóvenes en Marsella el pasado día 2 era un tunecino en situación irregular que había sido arrestado dos días antes por robo y liberado sin control. 

El presidente dijo que ese caso le reveló que "se ha instalado en el país una práctica en la que los irregulares podían ser arrestados varias veces sin por ello ser conducidos a la frontera". Macron reconoció que Francia no tiene firmados acuerdos con los países de origen de los indocumentados, lo que resta eficacia a su política de expulsión.

También anunció una reforma legislativa a partir del año próximo sobre la inmigración y el asilo. En materia de lucha contra el terrorismo, Macron afirmó que el Gobierno ha adoptado medidas significativas pero que "el riesgo cero no existe". 

Sobre la reforma laboral

Además, en la entrevista, el mandatario ha indicado que "seguirá diciendo las cosas tal y como son", reiterando que "se está haciendo frente a la Francia en la que las cosas no están yendo bien".  

Emmanuel Macron, ha afirmado este domingo que serán necesarios un año y medio o dos años antes de que se aprecie el impacto de sus reformas laborales, recalcando que es el presidente de todos los franceses, en medio de las críticas contra él por beneficiar a los ricos. 

"Hago lo que dije que haría durante la campaña electoral", ha indicado. Durante su campaña, Macron prometió rebajar la tasa de desempleo hasta el siete por ciento durante su mandato. 

Sigue trabajando con Trump

En el frente internacional, dijo que a pesar de los desacuerdos con el presidente estadounidense Donald Trump sobre Irán y el cambio climático, continuaría trabajando con el multimillonario. 

"Hablo constantemente con el presidente estadounidense, porque es mi deber", dijo. "Es la forma correcta de hacerlo porque es el jefe de la máxima potencia, por lo que es necesario anclarlo a esta asociación y al multilateralismo". 

Sobre Irán, dijo que iría a Teherán "a su debido tiempo", pero agregó: "Debemos ser más estrictos con Irán en su actividad balística, los proyectiles que dispara y cuáles no son nucleares y la acción de Irán en la región".