Publicado: 12.05.2014 10:16 |Actualizado: 12.05.2014 10:16

El independentismo toca techo en Lugansk: entre el 94% y el 98% quieren separarse de Kiev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre un 94 y un 98% de los electores votó a favor de la independencia de Ucrania en el referéndum separatista celebrado el domingo en la región insurgente prorrusa de Lugansk (este), en la que la opción separatista cobra aún más fuerza que en la región de Donetsk, donde un 89% de los votantes se decantaron por la independencia.

Este mismo lunes, las autoridades de la autoproclamada República Popular de Lugansk  han anunciado que pedirán a la ONU que reconozca su independencia, a la que son contrarios la mayor parte de países occidentales. Las mismas autoridades ya han anunciado que Lugansk no participará en las presidenciales y podría convocar un referéndum de anexión a Rusia.

Los separatistas de Lugansk plantean un posible referéndum de anexión a Rusia

La comisión electoral de la República Popular de Lugansk anunció los resultados preliminares tras el escrutinio de los votos emitidos en 28 de las 32 circunscripciones electorales del territorio, según informan medios locales.

"A favor de la autonomía estatal de la república popular de Lugansk votó entre un 94 y un 98% de los electores. Estamos esperando los datos de las comisiones de los territorios conflictivos donde les presiona la Guardia Nacional", dijo Alexandr Malijin, jefe de la comisión electoral local.

También faltan por escrutar los votos emitidos por los electores censados en Lugansk, pero que residen en Moscú, ha precisado. "En resumen, la votación fue válida", ha destacado, adelantando que durante la tarde del lunes se harán públicos los resultados oficiales definitivos y se anunciarán los próximos pasos a tomar por la república separatista.

En total, más del 81 % de los habitantes de Lugansk acudió a las urnas en una consulta que fue tachada de ilegal por Kiev y que fue condenada por varios países occidentales.

"Esa farsa propagandística no tendrá ninguna consecuencia jurídica, salvo la responsabilidad penal para sus organizadores",  ha advertido este lunes el primer ministro interino Turchínov en un comunicado divulgado por la Rada Suprema (Parlamento).

Turchínov, que accedió al poder tras el golpe de Estado ha asegurado que la votación "fue iniciada por la Federación Rusa con el objetivo de desestabilizar completamente la situación en Ucrania, abortar las elecciones presidenciales y derrocar a las autoridades ucranianas".

Por su parte, Rusia ha asegurado este lunes que respeta la expresión de la voluntad popular en ambos referendos y espera que la realización práctica de los resultados se produzca "por la vía pacífica".