Público
Público

Kerry matiza que no propuso la entrega del arsenal químico sirio

El secretario de Estado explica ahora que fue un comentario "retórico", por lo que el desarme para evitar la intervención estadounidense termina siendo una propuesta rusa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha matizado este lunes en una conversación telefónica con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, que sus declaraciones de este lunes sobre una posible entrega del arsenal químico en manos del régimen sirio no eran una propuesta en firme sino un comentario retórico.

Kerry afirmó esta mañana desde Londres que la única manera de que Estados Unidos diera marcha atrás en su intención de atacar al régimen de Bashar Al Asad sería que éste entregara en el plazo de una semana su arsenal de armas químicas, algo que posteriormente el Departamento de Estado matizó considerándolo un comentario 'retórico'.

El jefe de la diplomacia norteamericana ha repetido esta aclaración en una conversación con Lavrov en la que ha mostrado su 'escepticismo' por que el presidente sirio, Bashar al Asad, pueda entregar el arsenal químico, según un portavoz gubernamental estadounidense.

La propuesta de la entrega de las armas químicas ha terminado por reconvertirse, por tanto, en una propuesta rusa y no estadounidense. Lavrov ha explicado que su Gobierno ha pedido a Siria que ponga su arsenal químico bajo control internacional para su posterior destrucción, en un intento por evitar la intervención militar. El ministro de Exteriores sirio, Walid al Muallem, ha acogido con aparente interés esta iniciativa.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, ha indicado que la propuesta rusa merece un examen a fondo', aunque ya ha apuntado que sería 'aceptable' si se dan 'al menos tres condiciones'. El primero de estos requisitos pasa por que Al Asad se comprometa 'sin retrasos a poner su arsenal químico bajo control internacional' y permita su 'destrucción'. Esta operación, ha añadido Fabius, 'debe hacerse sobre la base de una resolución del Consejo de Seguridad (de la ONU), con un calendario corto y consecuencias cerradas si no se respetan los compromisos'. Como tercera condición, el Gobierno de Francia ha insistido en que 'los responsables de la masacre química' ocurrida el 21 de agosto a las afueras de Damasco 'no deben quedar impunes' y ha sugerido la intervención del Tribunal Penal Internacional (TPI).


El Gobierno de Estados Unidos anunció que examinará la propuesta rusa, aunque expresó un 'serio escepticismo' respecto a que el régimen sirio lo cumpla. El asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tony Blinken, dijo que el Gobierno aún no tiene los detalles, pero cuando la reciba la 'revisarán con detenimiento'. Ahora bien, puntualizó el asesor, 'no debemos olvidar que Siria tiene uno de los arsenales de armas químicas más grandes del mundo' y que Damasco ha dejado pasar muchas ocasiones en el pasado de renunciar a sus armas químicas.

Blinken trató la propuesta con escepticismo y como una iniciativa que en realidad emana de Rusia y no de las palabras de Kerry. Poco antes, la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, aseguró que revisará los detalles. 'Examinamos todas las ideas que se ponen sobre la mesa', indicó Harf, quien aseguro, no obstante, que el Congreso estadounidense debe actuar lo antes posible para autorizar la intervención militar 'limitada' que ha pedido Obama.

DISPLAY CONNECTORS, SL.