Público
Público

Liu Xiaobo, el último en enterarse del premio

El disidente chino no recibirá la noticia hasta la próxima visita de su mujer a la cárcel. Reacciones de esperanza y reivindicación de los derechos humanos por todo el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El disidente chino Liu Xiaobo, galardonado este viernes con el premio Nobel de la Paz, no sabrá que ha recibido tal reconocimiento hasta que su mujer se lo comunique en la próxima visita mensual a la cárcel, donde permanece incomunicado cumpliendo una condena de 11 años por defender la democracia en su país.

Así lo expresaron a la agencia EFE sus dos abogados y amigos más cercanos, Mo Shaoping y Pu Zhiqiang. 'Liu no sabe nada del premio. Ahora mismo ninguna persona puede contactar con Liu Xiaobo. Tendrá que esperar a la visita mensual que recibe de su esposa, Liu Xia, con la que tampoco he podido comunicar de momento', señaló el abogado Mo.

El teléfono de la poetisa Liu Xia, que vive bajo vigilancia domiciliaria desde la detención de su marido en 2008, comunica desde que se supo que Liu Xiaobo ha recibido el premio Nobel, y hasta el momento ni amigos ni abogados han logrado contactar con ella.

Por su parte, el abogado Pu señaló: 'He oído que Liu Xia no puede salir de su casa, está bajo vigilancia, estoy intentando hablar con ella desde las 5. Y estoy seguro de que Liu Xiaobo no sabe nada del premio, su esposa le informará en la próxima visita' en la prisión de Jinzhou, en Liaoning, a 480 kilómetros al noreste de Pekín.

'Estoy muy contento', aseguró Pu, cuya amistad con el Nobel de la Paz se inició el 15 de mayo de 1989, cuando ambos se conocieron en las manifestaciones pro-democráticas de estudiantes en la plaza de Tiananmen que el 4 de junio acabaron en una masacre a manos del Ejército.

El abogado Mo declaró también sentirse muy feliz: 'Que Liu haya ganado el premio es un orgullo para todos. Ahora es un chino que vive en China, y no un exiliado (como el Dalai Lama o el escritor Gao Xingjian, Nobel de Literatura en 2000) quien ha recibido un Nobel'.

Para estos dos abogados y amigos de Liu, la decisión del instituto noruego significa 'que la sociedad civil internacional reconoce el trabajo de Liu Xiaobo por la democracia y la aplicación de la ley en China'. 'Nos da ánimos a todos los que estamos en la misma lucha'.

Por su parte, Zeng Jinyan, esposa de otro de los candidatos chinos encarcelados que tenía opciones para el Nobel de la Paz, Hu Jia, también en prisión, acaba de publicar en su blog su sentimiento sobre el galardón para Liu Xiaobo: 'Compartimos la gloria del pueblo', señala Zeng.

En cuánto se ha conocido el nombre del sucesor de Barack Obama se han sucedido las felicitaciones de ONG's, fundaciones e instituciones.

Una de las candidatas también a obtener el galardón, la Fundación Vicente Ferrer, ha descatado su alegría por el disidente chino. Moncho Ferrer, hijo de Vicente y director de Programas de la fundación, se alegró por el galardón de Liu y le definió como 'un símbolo de los derechos humanos' en un país, China, regido por una 'autocracia'.

Ferrer admitió que la campaña impulsada en España este año para la candidatura de su Fundación al Nobel de la Paz 'ha sido muy buena', y quiso comunicar su agradecimiento a todos los que han participado en ella. 'Esta campaña se hizo muy fuerte después de la muerte de mi padre' el año pasado, y 'ahora que ya no estaba se fortaleció la idea' de conseguir el Nobel.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) ha expresado su confianza en que el Nobel a Liu Xiaobo sirva para sacar a la luz 'la violación de los derechos humanos que padece China'. La organización pro derechos humanos aprovechó la ocasión para pedir a las autoridades chinas que liberen a todos los prisioneros políticos de las cárceles del país.

La subdirectora de AI para Asia Pacífico, Catherine Barber, afirmó a través de un comunicado que 'Lui Xiaobo es un merecedor ganador del Premio Nobel de la Paz' y expresó su confianza en que este galardón 'sirva para dar a conocer la lucha por las libertades fundamentales y por la protección de los derechos humanos a los que Liu y otros activistas chinos han dedicado sus vidas'.

'Una lección a los Gobiernos que se pliegan a las presiones de Pekín'

Mientras, Reporteros Sin Fronteras (RSF) manifestó su 'inmensa emoción' por la concesión del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, un premio 'histórico' para China y 'una esperanza' para el disidente. 'La decisión del comité noruego es un gesto de un alcance histórico a favor del movimiento de la libertad de expresión en China', indicó la ONG.

'Vemos también un mensaje de esperanza para el galardonado, condenado a once años de prisión, para todos los disidentes detenidos en el mundo y para el pueblo chino', señaló RSF en un comunicado. Para la organización defensora de la libertad de prensa el comité de los Nobel ha dado 'una lección' a 'todos los Gobiernos democráticos que se pliegan demasiado frente a las presiones de Pekín'.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, también se ha unido a las felicitaciones asegurando que 'es un fuerte mensaje de apoyo' para quienes defienden la libertad y los derechos humanos en todo el mundo. 'Estos valores están en el núcleo de la Unión Europea (UE), y la decisión del Comité del Premio Nobel de la Paz ha realzado su importancia en todo el mundo', añadió Barroso.  

Por último, el Gobierno francés reiteró su llamamiento a la puesta en libertad de Liu Xiaobo. 'Francia, como la Unión Europea, ha expresado su preocupación desde su detención y ha hecho un llamamiento para su puesta en libertad en varias ocasiones', dijo el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner.