Público
Público

Lufthansa cuenta con 500 cancelaciones por la huelga de 36 horas de Cityline

Es la estimación que hace la compañía aérea por la huelga de 36 horas iniciada la medianoche pasada por los pilotos de su filial de vuelos domésticos Cityline

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La compañía aérea Lufthansa estima que entre hoy y mañana se producirán unas 500 cancelaciones de vuelos a consecuencia de la huelga de 36 horas iniciada la medianoche pasada por los pilotos de su filial de vuelos domésticos Cityline.

Sólo en la jornada de hoy fueron cancelados 360 vuelos, a los que se sumarán otros 140, informaron fuentes de la aerolínea.

El sindicato Cockpic convocó a los 740 pilotos a la huelga, que afectó a vuelos de 15 aeropuertos de Alemania, tanto domésticos como de países vecinos europeos.

A estas suspensiones se unieron las que algunas conexiones intercontinentales, ya que aún no se había normalizado completamente el servicio tras la huelga que mantuvieron la semana pasada el personal de cabina y tierra de Lufthansa.

En las primeras hora de la huelga se han visto afectados los aeropuertos de Fráncfort, Múnich, Hamburgo, Düsseldorf, Berlín-Tegel y Leipzig, a los que se sumaron a lo largo de la jornada la totalidad de los aeródromos donde opera Cityline.

Cockpit ya convocó a finales de julio una huelga de 36 horas que afectó a las compañías Cityline y Eurowings, ambas filiales de Lufthansa, y que obligó a suspender 900 vuelos, en su mayoría conexiones aéreas dentro de Alemania y de Europa con aviones pequeños.

El sindicato rechazó la última oferta de Lufthansa que contemplaba un aumento salarial de entre el 5,5 y el 6,5 por ciento para un convenio de una vigencia mínima de 18 meses y máxima de dos años.

El sindicato había exigido un aumento del 10 por ciento y la participación en el beneficio de Lufthansa.

A comienzos de julio Cockpit provocó la suspensión de más de 600 vuelos y numerosos retrasos durante una jornada de huelga que afectó a la tercera parte de toda la oferta de Lufthansa.

Esta huelga por parte de los pilotos se suma así a los paros convocados por el sindicato Ver.di la semana pasada y que afectaron al personal de cabina y tierra.