Público
Público

Médicos Sin Fronteras evacua a su personal internacional de Dadaab

Tras el secuestro ayer de dos cooperantes españolas que continúan en paradero desconocido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ONG de ayuda humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) está evacuando a su personal internacional en el campo de refugiados keniano de Dadaab, después del secuestro, ayer jueves, de dos cooperantes españolas que continúan en paradero desconocido.

El español Javier López Cifuentes, uno de los máximos responsables del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Kenia, ha asegurado que MSF ha decidido dejar en Dadaab los servicios indispensables.

Además, la responsable de Comunicación de ACNUR en Dadaab, Bettina Schulte, ha explicado que la ONU ha distribuido una serie de recomendaciones de seguridad, a raíz del secuestro de las españolas, que incluyen la reducción de los desplazamientos y el mantenimiento de servicios mínimos. Por su parte, López Cifuentes ha añadido que, además de MSF, el Gobierno de Kenia había creado un dispositivo de emergencia para tratar el secuestro de las cooperantes.

El portavoz de la Policía de Kenia, Erick Kiraithe, aseguró este jueves que había 'un gran dispositivo' organizado para encontrar a las dos empleadas de MSF, que incluía dos helicópteros, pero que las fuertes lluvias en la zona dificultaban la visibilidad.

El secuestro se produjo ayer jueves alrededor de las 13.30 hora local (12.30 hora española) en el campo de refugiados de Ifo, en Dadaab, a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia. Dadaad es considerado el mayor campo de refugiados del mundo, con casi 445.000 habitantes, según las últimas cifras de ACNUR, la mayoría de ellos de origen somalí que huyen del perenne conflicto en su país, agravado desde hace meses por la falta de alimento.

La directora de Especiales de la productora La Fábrica de la Tele, Neus Sala, que se encuentra en Dadaab grabando un reportaje, explicó que varios testigos le habían contado que los secuestradores eran tres hombres somalíes que se hacían pasar por refugiados. Los cooperantes de MSF no cuentan con escolta armada en ningún país del mundo, excepto en Somalia, hacia donde se cree que las dirigen los secuestradores.

'Creemos que las han llevado a Somalia, porque el vehículo se avistó conduciendo en dirección a la frontera a gran velocidad', afirmó una fuente policial de Dadaab citada por la emisora keniana Capital FM.