Público
Público

Monedero interviene en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU 

Es uno de los invitados al debate anual en Ginebra para extender la colaboración internacional en DDHH. La crisis de Ucrania y el asesinato del líder opositor ruso Boris Nemtsov centran la preocupación de los comisarios de Naciones Unidas

Publicidad
Media: 4.78
Votos: 18
Comentarios:

Juan Carlos Monedero, en una imagen de archivo. 

MADRID.- Juan Carlos Monedero, secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos, es uno de los invitados a participar este martes en el 28ª reunión anual del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, centrada en cómo extender la colaboración internacional en esta materia. 

El cónclave, en el que ya han intervenido personalidades como el secretario de Estado de EEUU John Kerry o el ministro de Exteriores de Rusia Serguei Lavrov, ha recogido las preocupaciones de los comisarios sobre la crisis en Ucrania, el asesinato del líder opositor ruso Boris Nemtsov o el conflicto de Gaza. 

Monedero ha sido invitado a participar en el Consejo por su presidente, Joachim Ruecker, "dado su conocimiento y experiencia" en el campo de la cooperación internacional sobre Derechos Humanos, ha podido saber este medio.

El número tres de Podemos, por su parte, aprovechará la oportunidad para profundizar en los objetivos de su nueva etapa, en la que busca "recuperar el contacto con la intelectualidad y con las bases, buscando aportaciones para el programa de Podemos", tal y como explicó a Público: "Hay que recuperar las relaciones con las bases". 

Ucrania centra la sesión inaugural

Ucrania centró la sesión inaugural de la vigésimo octava sesión del Consejo, celebrada este lunes. La sede del órgano en Ginebra, Suiza, vivió un cruce de acusaciones entre Rusia y los países occidentales respecto a quien viola los derechos fundamentales de los ucranianos.

Además de la situación en Ucrania, las atrocidades cometidas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak e Siria, la posición de Israel sobre los derechos fundamentales y la islamofobia como excusa para justificar el terror fueron, entre otros, algunos de los asuntos que surgieron durante los discursos.

John Kerry, secretario de estado de EEUU, en la sede de la ONU en Ginebra, bajo la famosa cúpula diseñada por el artista español Miquel Barceló. REUTERS

"En las áreas controladas por los separatistas en el este de Ucrania, hombres, mujeres, y niños son asesinados y son torturados", ha denunciado John Kerry

El primer representante de peso en dirigirse a los 47 miembros del Consejo y al resto de miembros de las Naciones Unidas fue Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso, quien denunció las supuestas violaciones a los derechos humanos a las que son sometidos los civiles en las zonas insurgentes del este de Ucrania por parte de Gobierno de Petró Poroshenko.

El ministro ruso reclamó al Gobierno de Kiev levantar lo que consideró "un bloqueo de facto" de las regiones bajo control de las fuerzas rebeldes y que se restablezca la libertad de movimiento con el resto del país.

En el lado opuesto se situó el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien instó al Consejo a "observar los hechos y no dejarse manipular".

"En Crimea y en las áreas controladas por los separatistas en el este de Ucrania, hombres, mujeres, y niños son asesinados. Son torturados. Son violadas y atacadas sexualmente. Son detenidos arbitrariamente. Secuestrados a cambio de dinero. Forzados a trabajar. Perseguidos por lo que son y por lo que creen", dijo.

Kerry aprovechó también la oportunidad para acusar una vez más al Consejo de ser sesgado y de estar obsesionado con Israel, al aprobar reiteradamente resoluciones que lo condenan.