Público
Público

"Las ONG estamos desbordadas"

Cooperantes españoles describen la crítica situación en los campamentos de refugiadios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada día, cerca de 3.000 somalíes llegan a Kenia y Etiopía escapando de la hambruna. La tragedia encuentra su cara más dura en Dadaab, el mayor campo de refugiados del mundo, situado en Kenia y donde se amontonan cerca de 400.000 personas en un espacio proyectado para 90.000. Diego Sánchez, cooperante de la Cruz Roja Española, lleva varios días trabajando en la zona y reconoce, en conversación telefónica con Público, las dificultades que encuentran las ONG desplazadas a la zona ante la llegada 'masiva' de refugiados.

Sánchez explica que miles de familias llegan al campamento 'en un estado deplorable' después de recorrer cientos de kilómetros a pié. Esperan una ración de comida que no siempre pueden ofrecerles de forma inmediata. Así, muchos de los que piensan haber alcanzado la meta, mueren a las puertas del campamento. 'Esta gente necesita una atención urgente y en ocasiones no se le puede dar ya que la veintena de organizaciones que trabajamos en la zonas nos estamos viendo desbordadas', señala este cooperante.

Cerca de 3.000 somalíes llegan cada día a los campos de Kenia y Etiopía

Cuando trata de dar un punto de vista más personal, Sánchez se debate entre el 'abatimiento' por las consecuencias que ve a diario sobre el terreno y la 'esperanza' que surge al ver tanta gente implicada en esta causa. En cualquier caso, reclama más colaboración desde España y asegura que la espera de más ayuda internacional 'se hace eterna'.

El 'éxodo' que se está viviendo en el Cuerno de África tiene a los más jóvenes como tristes protagonistas. Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas, ACNUR, unos 500.000 niños se encuentran en 'inminente riesgo de muerte'. Sánchez tiene claro que las consecuencias a largo plazo para ellos 'son inevitables' y lamenta que vayan a ver su futuro condicionado, 'tanto física como psicológicamente' por esta tragedia.

Cruz Roja destaca que muchas familis llegan en un estado 'deplorable'

Lo más dramático, en cual quier caso, es ver como 'el día a día es literalmente un día a día' en el que 'no se sabe hasta que punto la situación puede empeorar'.

Mientras tanto, su compañera Patricia Erran, que se encuentra en el Sur de Etiopía, en la región de Oromiya, trabaja en un proyecto de apoyo a la población local con el objetivo de establecer estrategias que permitan a agricultores y ganaderos de la zona hacer frente a la sequía. 'Si la época de lluvia mantiene este ritmo, el 70 % de la comida se perderá y será dificil sobrevivir a eso'.

Mientras aguardan las lluvias, ambos cooperantes sufren el goteo de afectados cruzando las fronteras y 'lo peor, es que no parece que pueda cesar pronto'.