Público
Público

La ONU sólo alimentará a los niños menores de dos años en Níger

La falta de recursos en ese país, donde residen siete de los diez millones de africanos que padecen hambre en África, obliga a tomar esta "dolorosa" decisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), agencia especializada de la ONU, se ha visto forzada a tomar la 'dolorosa' decisión de limitar sus planes de ayuda de emergencia para repartir ayuda alimentaria a las familias con niños de hasta dos años por falta de fondos.

Así lo afirmó este lunes Oxfam International, que colabora con la ONU para proporcionar alimentos a las familias de Níger y ha instado a los donantes a aumentar sus fondos al PMA y otros organismos humanitarios.

No en vano, Oxfam ha denunciado en varias ocasiones durante este verano que unos diez millones de personas en África occidental se enfrentan al hambre y a la malnutrición severa por la sequía, las malas cosechas y el aumento de precios de los alimentos, y la situación es tan desesperada que en algunos lugares se alimentan de comida para aves o 'roban' semillas almacenadas por las hormigas

Además, apuntó que siete de estos diez millones de personas afectadas se encuentran en Níger, lo que supone casi la mitad de la población de este país, mientras que otros 3,3 millones encuentran dificultades para acceder a la comida.

Con la decisión del PMA, Oxfam aseguró que el 60% de las personas de Níger que se hallan 'en extrema necesidad' no recibirán ayuda alimentaria en las próximas semanas y dependen de 'un Gobierno escaso de recursos'.

'Esta noticia llega en el momento álgido de la crisis alimentaria, cuando quedan todavía casi dos meses por delante hasta la próxima cosecha', añadió.

El PMA anunció recientemente que intentaría ayudar a casi ocho millones de personas en Níger, pero sus limitados recursos han obligado a esta agencia de la ONU a reducir drásticamente sus planes. De hecho, este organismo de Naciones Unidas se centra ahora en asistir a unos 700.000 niños menores de dos años y a sus familias.

'Ésta es una situación espantosa. Hemos conocido esta crisis durante meses y, sin embargo, más de un millón de personas en Níger se mueren de hambre, lo que continuará en las próximas semanas y quizás meses', apuntó Raphael Sindaye, director regional adjunto de Oxfam en África Occidental.