Público
Público

La ONU solicita a EEUU que no se juzgue a un niño soldado

Al joven canadiense es el prisionero más joven detenido sin cargo por el gobierno estadounidense

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando Omar Khadr tenía 15 años fue capturado en Afganistán por las fuerzas armadas de EEUU tras una batalla, en 2002, que duró cuatro horas y en la que murió un soldado americano.

La representante especial del secretario general de la ONU para Niños y Conflictos Armados, Radhika Coomarasamy, ha solicitado a Estados Unidos que no juzgue por crímenes de guerra a este joven canadiense que lanzó una granada causándole la muerte al soldado. 

'Me entristece saber que Omar Khadr será el primero en ser juzgado por la Comisión Militar sobre crímenes de guerra', señaló Coomaraswamy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que comenzó hoy su décimaquinta sesión.

'La Comunidad Internacional sin excepción ha rechazado juzgar a niños por crímenes de guerra. Todos los fiscales del mundo han usado su discrecionalidad para asegurar su rehabilitación, en lugar de perseguirlos por crímenes que cometieron cuando eran niños soldados reclutados por adultos para luchar en causas que ni tan siquiera entendían', prosiguió la experta.

Ante esta situación, la experta instó a Estados Unidos a asegurar que el caso de Khadr 'no sea una excepción'. 'Juzgar a Omar Khadr por crímenes de guerra establecerá un precedente que puede poner en peligro el estatus de los niños soldados en todo el mundo', añadió.

'No hay niños más vulnerables en el mundo que los que han sido desplazados de sus hogares por un conflicto armado', aseveró la experta, quien lamentó que estos menores, a los que a la mayoría se les deniega incluso la documentos de identidad, se convierten 'en ciudadanos de segunda'.

'Los niños y sus familias deberían disfrutar del derecho a la libertad de movimiento. Los campos no deberían convertirse en prisiones para niños. Restricciones extraordinarias de la libertad de movimientos, a menudo niegan el derecho del niño a la educación, y muchas veces los convierte en víctimas de acoso'.

Coomaraswamy señaló que los niños desplazados internos son susceptibles de graves violaciones, sexuales las niñas, y de reclutamiento como soldados, los niños. Es por ello que solicitó un esfuerzo suplementario de la comunidad internacional para que asegure que esto no ocurra. También pidió que se declare como esencial que los menores desplazados reciban asistencia psicológica que les ayude a superar los varios traumas sufridos.

Khadr está apresado en el campo de detención estadounidense, en la bahía de Guantánamo, y su acusación se basa en crímenes de guerra y de proveer apoyo al terrorismo. Es considerado el prisionero más joven detenido sin cargo por el gobierno estadounidense.