Público
Público

La pobreza baja en América Latina

Las cifras vuelven a ser similares a las del periodo anterior al impacto de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nivel de pobreza en América Latina y el Caribe ha tomado una trayectoria descendente durante 2010. Así, el número de pobres bajará en tres millones de personas, según los datos del último informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el influyente think tank dependiente de Naciones Unidas.

El dato, una disminución de la pobreza del 1% y de 0,4 puntos porcentuales de la indigencia respecto a 2009, es significativo ya que los valores vuelven a cifras similares a la época anterior a la crisis.

'En 2010 se recuperarán los niveles de 2008. Se ha roto el ciclo de crisis precedentes donde la recuperación se ha dado de forma mucho más lenta', indicó Alicia Bárcena, la secretaria ejecutiva de CEPAL, durante la presentación del documento Panorama Social de América Latina 2010.

No obstante, los pobres de la región suman aún 180 millones de personas, lo que equivale al 32,1% del total de la población. De esa cifra, 72 millones, el equivalente al 12,9%, tienen la condición de indigentes, según los datos revelados por CEPAL.

La recuperación económica de la mayoría de los países de la región ha hecho posible retomar la tendencia reductora que se venía observando desde 2003 y que fue interrumpida como una consecuencia más de la crisis económica.

'El deterioro de 2009 no revirtió los importantes logros obtenidos desde 2002'

Los datos, además, revelan que el impacto de la crisis fue menor de lo previsto durante 2009, cuando se predijo que el número de pobres aumentaría a 189 millones. De ese modo, 'el deterioro de 2009 no revirtió los importantes logros' del periodo comprendido entre 2002 y 2008, cuando 41 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza, recalcó Bárcena.

Por otra parte, la crisis tampoco detuvo el impulso de la lucha contra la desigualdad de la región ya que la caída del nivel de pobreza se ha producido en la práctica totalidad de los países analizados, con las excepciones de Costa Rica, República Dominicana y Guatemala. El texto destaca, en tanto, que la reducción de los niveles de pobreza se han reflejado con mayor vigor en Venezuela, Argentina, Brasil, Perú y El Salvador.

Según el informe, la recuperación económica ha sido posible gracias la combinación entre el aumento en los ingresos laborales de los hogares pobres y las transferencias públicas, orientadas a aminorar el impacto de la crisis, lo que también ha contribuido a reducir la desigualdad. 'Los países de la región muestran una resiliencia en las variables sociales que no se han registrado en crisis precedentes', señaló Bárcena.

CEPAL considera a la educación como un instrumento clave contra la desigualdad

Durante la crisis de 2009, los gobiernos de la región aplicaron políticas contracíclicas y aumentaron el gasto público social, lo que unido a una situación macroeconómica actual favorable, con bajos índices de inflación, explica también la mejora de esos índices.

El documento de CEPAL reserva además un apartado especial para el análisis de la educación en la región, considerada un instrumento clave para romper la transmisión generacional de la desigualdad. El informe señala que en promedio el 49% de los hombres y 55% de las mujeres de entre 20 y 24 años han completado su educación secundaria, mientras que en zonas rurales esas cifras sólo alcanzan al 26% de los hombres y al 31% de las mujeres, y entre jóvenes indígenas, al 22% y 20%, respectivamente.