Publicado: 15.10.2015 16:31 |Actualizado: 26.10.2015 12:57

La Policía belga retiene durante
dos horas bajo la lluvia y después detiene a 30 activistas españoles

Participaban en las Euromarchas, una protesta en el centro de Bruselas contra las políticas de austeridad y el TTIP. Entre los detenidos hay tres diputados aragoneses de Podemos, un menor de edad de apenas 12 años y un concejal del municipio aragonés Fraga

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
La Policía belga retiene en el suelo del centro de Bruselas a activistas que participaban en las Euromarchas.

La Policía belga retiene en el suelo del centro de Bruselas a activistas que participaban en las Euromarchas. - ALM

BRUSELAS.- Participaban en una protesta pacífica, las Euromarchas, que han llegado este jueves a Bruselas, pero han sido retenidos bajo la lluvia y maniatados con bridas en el suelo durante dos horas. Así lo ha denunciado la diputada por Podemos en el Parlamento aragonés Amparo Bella Rando, que ha sido una de los retenidos por la Policía en el centro de la capital belga junto a una treintena de españoles, en lo que la parlamentaria autonómica considera un "abuso de autoridad" y una "detención administrativa ilegal".

Junto a Rando, los diputados de la misma formación Andoni Corrales y Marta de Santos también han permanecido retenidos bajo la lluvia hasta que los agentes los han subido a un vehículo policial y han puesto rumbo a una comisaria, sin aclarar cuál. También ha sido detenido Carlos Cabos, concejal en el Ayuntamiento de Fraga de la formación Fraga/Aragón Sí Puede, a su vez miembro de Podemos, y Maribel Martínez, miembro del consejo político de IU Zaragoza y una de las portavoces de las marchas. Un poco antes de la seis de la tarde, los diputados de Podemos eran puestos en libertad, según fuentes de la formación.



Los activistas denuncian que la Policía ha mantenido retenido a un joven a pesar de que estaba sufriendo un ataque con convulsiones

Marina Albiol, eurodiputada de IU y presente en el lugar de los hechos, informa que entre los detenidos había también un menor de 12 años. Los activistas denuncian además que uno de sus compañeros ha sufrido un ataque con convulsiones y que, aún así, los agentes belgas le han retenido igualmente en la vía pública junto al resto. Ante la insistencia de los activistas, el joven fue finalmente trasladado en ambulancia hasta un centro hospitalario. 

La Policía ha rechazado dar explicaciones sobre la retención y la posterior detención de los 30 españoles. Una decena de personas que presenciaban los hechos, en el cruce entre la Avenue Livingstone y la Rue Stevin, han dado parte a la embajada española en Bélgica y al consulado. Según el relato de Bella Rando ─a voces, ya que la Policía impedía cualquier acercamiento─ los detenidos intentaban acercarse a uno de los puntos en los que las Euromarchas protestaban en Bruselas contra las políticas de austeridad y el TTIP, y tras un forcejeo con los agentes fueron atados con bridas y retenidos.

Izquierda Unida ha publicado un vídeo en el que se aprecia cómo la Policía belga impide a la eurodiputada Albiol, acompañada por varios responsables de prensa de la formación, acercarse a los activistas:

Por su parte, la delegación de Podemos en el Europarlamento asegura que esta detención persigue la identificación de los activistas, y no necesariamente implica que se interpongan cargos en su contra. Al menos, ese es el protocolo habitual, apuntan. Pueden permanecer detenidos hasta 12 horas y lo acostumbrado en este tipo de operaciones es que los detenidos sean llevados a la comisaría de Etterbek.

La Policía blinda Bruselas

Las Euromarchas han transcurrido con normalidad hasta la retención y posterior identificación de los activistas, a las 16:15 horas. Marchantes de distintos países europeos y de cientos de organizaciones y plataformas sociales de todo tipo han partido de los cuatro puntos cardinales y han llegado juntos al centro de la capital belga, a la zona en la que este jueves tienen lugar una reunión del Consejo Europeo que reúne a los 28 jefes de gobierno de la UE.

Bruselas se encontraba absolutamente acorazada para recibirles. Un policía ha explicado a este diario que las cumbres suponen un incremento importante de la seguridad en la zona, pero también reconocía que parte de este espectacular despliegue se debe a la presencia de los activistas. Un helicóptero, decenas de agentes pertrechados con protecciones corporales y con máscaras antigás preparadas ─atadas a la cintura─, caballería, un camión con cañón de agua, barricadas con alambre de espino y concertinas... Así es como ha recibido la capital belga a los responsables de esta protesta pacífica, que notificaron su llegada y recibieron permiso. Sí ha habido algunos bloqueos inicialmente "no autorizados" por la Policía ─uno en la Rue Beliard, junto al Europarlamento─, sin que hayan transcendido más incidentes.

Uno de los bloqueos en la Rue Beliard, junto al Europarlamento. - ALM

Uno de los bloqueos en la Rue Beliard, junto al Europarlamento. - ALM

La lucha contra el austericidio, la pobreza y los paraísos fiscales forman parte del ADN de esta iniciativa, que bebe del espíritu de las Marchas de la Dignidad y que ha reunido a varios cientos de personas en Bruselas. Muchos de los asistentes no ocultan que esperaban una afluencia mayor, pero también destacan el fuerte carácter simbólico de la marcha, que pone también en el centro de su diana al TTIP, el acuerdo de libre comercio que Washington y Bruselas negocian con sigilo.

Horas antes de las detenciones de los activistas, uno de los representantes del sindicato belga de productores de leche V.L., explicaba a este periódico el por qué de su firme rechazo al TTIP: "Sólo va a beneficiar a las empresas más grandes. Es lo que quieren las multinacionales, y no podemos competir con eso".