Público
Público

Brasil La Policía refuerza la seguridad en el campamento pro-Lula tras un ataque a tiros

En la madrugada de este sábado se produjo el segundo asalto a las tiendas de campaña en las que duermen unas 300 personas partidarias del expresidente. Dos personas fueron heridas y una de ellas se encuentra en estado grave.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Desde que Lula ingresó en prisión centenares de personas se han instalado en una vigilia permanente como forma de protesta contra su encarcelamiento / REUTERS

La policía brasileña ha reforzado la seguridad en el campamento instalado en apoyo a Luiz Inácio Lula da Silva en Curitiba, donde el exmandatario cumple prisión desde hace tres semanas, tras el ataque a tiros que dejó dos heridos en la madrugada del sábado. "Fueron trasladados más vehículos policiales al lugar", señalaron fuentes de la Secretaría de Seguridad del estado de Paraná, en el sur del país, que indicaron que la presencia de fuerzas de seguridad será permanente.

El aumento en la seguridad del campamento, situado a cerca de un kilómetro de distancia de la sede policial donde Lula cumple una pena de 12 años y 1 mes por corrupción, se pactó en la víspera en una reunión entre los líderes de la ocupación y las autoridades locales.

En la madrugada de este sábado, un sospechoso llegó a la zona en un sedan negro y fue caminando hasta las tiendas de campaña donde pernoctan actualmente unos 300 partidarios del expresidente para, acto seguido, efectuar varios disparos con un arma de fuego, de acuerdo con las investigaciones preliminares.

Este sábado de madrugada se produjo el segundo ataque a tiros y dos personas fueron heridas

Dos personas fueron heridas, una de las cuales fue tiroteada en el cuello, ingresó en un hospital en estado grave y este domingo continúa internada, si bien su vida ya "no corre riesgo de muerte" y su estado evolucionó a "estable", según comunicaron hoy integrantes del campamento en redes sociales.

El autor, que por el momento no ha sido identificado, fue captado por varias cámaras de seguridad en el momento de los disparos, que realizó con una pistola 9 milímetros, de uso exclusivo en Brasil para fuerzas policiales.

Este es el segundo ataque a tiros desde que comenzó el año contra movimientos vinculados al exgobernante, después del sufrido finales de marzo pasado en ese mismo estado de Paraná con motivo de la caravana que realizó Lula, entonces en libertad, por el sur de Brasil. Entonces, dos autobuses de la comitiva que acompañaba a Lula recibieron al menos tres balazos.

La solidaridad con Lula desde su ingreso en prisión

Desde que Lula ingresó en prisión el pasado 7 de abril, decenas de simpatizantes llegados de diferentes partes de Brasil se han instalado en una vigilia permanente que pretenden alargar hasta ver al máximo dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) en libertad.

El líder del Partido de los Trabajadores: "Tenemos que construir en Brasil un gran frente antifascista, por la democracia"

Por su parte, el líder del PT en el Senado, Lindbergh Farias, pasó esta última noche en el campamento improvisado como muestra de solidaridad con los simpatizantes del ex jefe de Estado, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y aún pretende presentarse a las elecciones presidenciales de octubre.

"Tenemos que construir en Brasil un gran frente antifascista, por la democracia. Me llama la atención que mucha gente está callada, quien tiene compromiso con la democracia tiene que pronunciarse y hay sectores callados en este momento", denunció el senador ante la militancia.

Para el próximo 1 de mayo, con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, las principales centrales sindicales han convocado manifestaciones en Curitiba, que es la capital de Paraná, para mostrar su apoyo a Lula y pedir su libertad, entre otras reivindicaciones. "Va a llegar mucha gente hasta el 1 de mayo. Lo que quieren es intimidar y la respuesta tiene que ser más movilización, más lucha y más resistencia", subrayó Farias.