Publicado: 29.05.2015 18:37 |Actualizado: 29.05.2015 20:34

La presión internacional obliga a Palestina a retirar la propuesta de suspensión de Israel de la FIFA

Un comité estudiará las denuncias de racismo y discriminación

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, saluda a su homólogo Israelí, Ofer Eini, en Zúrich. WALTER BIERI (EFE)

Jibril Rajoub estrecha la mano de Ofer Eini en Zúrich. / WALTER BIERI (EFE)

JERUSALÉN.- La fuerte presión de la comunidad internacional ha obligado a los palestinos a retirar este viernes su propuesta para la suspensión de Israel de la FIFA en el congreso celebrado en Zúrich. A cambio, los palestinos han conseguido la aprobación casi unánime de una enmienda que deja abierta la solución del contencioso.

La enorme presión política ha sido gestionada directamente por la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que esta tarde ha divulgado un comunicado agradeciendo el esfuerzo de todos aquellos que han trabajado para conseguir que finalmente no se celebrara la votación prevista para esta tarde en Zúrich.

Que la presión ha sido enorme lo demuestra el hecho de que incluso los países árabes han recomendado a los palestinos que retiraran de su propuesta inicial el término “suspensión de Israel”, algo que finalmente ha hecho el presidente de la Federación palestina, Yibril Rayub, quien ha presentado en su lugar una enmienda más contemporizadora.



“Ha llegado un momento en que nos ha quedado claro que nuestra propuesta no iba a prosperar en el modo en que se había redactado. Numerosas delegaciones de todo el mundo, incluidas delegaciones árabes, nos lo han dicho, y esto nos ha obligado a cambiar el paso en el último momento”, ha reconocido el consejero legal de la Federación palestina, el abogado Gonzalo Boye Tuset, en conversación telefónica desde Zúrich.

“Pero estamos hablando de una enmienda muy favorable para nuestros intereses, que recoge todas nuestras demandas iniciales, y por la que nos están felicitando numerosas delegaciones. En contra de lo que se está diciendo en Israel, la enmienda debe interpretarse como un gran éxito de la Federación palestina”, ha indicado el abogado.

La enmienda prevé la creación de un comité que con toda seguridad estará presidido por Tokio Swael, un sudafricano que estuvo preso con Nelson Mandela y que en medios de la FIFA se considera muy próximo a los palestinos.

 

El comité abordará tres cuestiones: a) el racismo y la discriminación que según los palestinos Israel aplica a los futbolistas palestinos en los territorios ocupados; b) las restricciones de movimiento que sufren los jugadores palestinos por parte del ejército israelí; y c) el comité requerirá a las Naciones Unidas que determine a quién pertenece el territorio ocupado donde están basados cinco equipos de colonos judíos que juegan en divisiones inferiores del campeonato israelí en contra de los estatutos de la FIFA.

Según el abogado Gonzalo Boye Tuset, serán las Naciones Unidas las que dictaminen una vez más que las colonias judías constituyen territorio ocupado a los palestinos, de acuerdo con las leyes internacionales y con las propias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y después “se actuará en consecuencia”.
Nada más producirse la votación para la creación del comité, el presidente de la Federación palestina, Yibril Rayub, ha dado un apretón de manos al presidente de la Federación israelí, Ofer Eini. Mientras el primero lo ha hecho con una sonrisa de oreja a oreja, el segundo no ha movido ni un músculo de la cara.

Fuentes de la delegación palestina han indicado a Público que la decisión de crear el comité en esos términos equivale a “mostrar tarjeta amarilla a Israel”, y que “ahora corresponde al comité mostrarle la tarjeta roja”.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Federación israelí ha destacado que los palestinos han retirado la propuesta de suspensión de Israel y ha agradecido al primer ministro Netanyahu su “enorme esfuerzo” para conseguir ese resultado.
Las palabras de Eini confirman que Israel ha utilizado todos los medios políticos a su alcance para frenar la iniciativa palestina, y confirman así mismo el carácter político que Israel ha dado a estas cuestiones que según los palestinos eran estrictamente deportivas.
Uno de los artífices de esta decisión ha sido el presidente de la UEFA, Michel Platini, quien en las últimas horas declaró a los delegados israelíes y palestinos que la UEFA no iba a aplicar la suspensión de Israel incluso en el caso de que lo aprobara la FIFA.