Publicado: 23.04.2014 09:04 |Actualizado: 23.04.2014 09:04

Los prorrusos proponen crear un nuevo Estado federal en el sureste de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El autoproclamado "gobernador popular" de Donetsk, Pavel Gúbarev, ha propuesto crear un Estado federal en el sureste rusoparlante de Ucrania después del referéndum de autodeterminación convocado por los rebeldes para el próximo 11 de mayo en esa región y en la vecina Lugansk.  "Tenemos que hacer cuanto antes esta elección, porque otras regiones del sureste quieren seguir nuestro ejemplo. Juntos queremos unirnos en el nuevo y gran Estado federal Novorossiya" (como era conocida esta zona de Ucrania en tiempos del Imperio Ruso zarista), escribió Gúbarev en su página de Facebook.

Gúbarev, elegido gobernador popular a mano alzada en un mitin celebrado en la capital de la región minera el pasado 1 de marzo, aseguró que la consulta del 11 de mayo planteará "la independencia de la República Popular de Donetsk (RPD)". "Después podremos formar nuestro Gobierno y órganos ejecutivos, determinar la estructura de nuestra economía y hacer que todo el dinero que ganamos se quede en la República", escribió el líder de los sublevados, en prisión preventiva tras ser acusado de llamar al derrocamiento del orden constitucional.

Anteriormente, el copresidente del autoproclamado Gobierno interino de la RPD, Denís Pushilin, aseguró a los medios que las preguntas que se plantearán a los ciudadanos de Donetsk en el referéndum siguen sin precisar. Por su parte, Gúbarev señaló que el nuevo Estado federal se integrará en la Unión Aduanera y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva liderados por Moscú para "compartir el mismo espacio militar con Rusia y otros Estados del espacio postsoviético".

Un tribunal de Kiev ordenó el pasado 7 de marzo dos meses de prisión preventiva para Gúbarev, detenido por el Servicio de Seguridad de Ucrania antes de la sublevación y toma de edificios oficiales por hombres armados en las regiones de Donetsk y Lugansk.

El secretario de Estado, John Kerry, trasladó este martes a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, su "profunda preocupación" por que, a su juicio, el Kremlin no está dando "pasos positivos" para rebajar la tensión en la crisis de Ucrania y cumplir así el acuerdo internacional de Ginebra. Para el jefe de la diplomacia estadounidense, la prueba de que Rusia no está actuando como se le exige es que las milicias prorrusas "continúan ocupando cada vez más edificios y tomando a los periodistas y a otros civiles cautivos" en el este de Ucrania.

Los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea (UE) y Ucrania sellaron un acuerdo el 17 de abril en el que convinieron disolver las milicias irregulares prorrusas que se han sublevado contra el Gobierno ucraniano a cambio de promesas de amnistía y más autonomía para las regiones rusohablantes del este de Ucrania. Sin embargo, Estados Unidos, Ucrania y la UE consideran que Rusia no está dando pasos para cumplir el acuerdo por lo que Kerry insistió una vez más en que si el Kremlin enfrentará nuevas sanciones internacionales si no "rebaja el tono de su retórica" y contiene a las milicias prorrusas.

En su conversación con Yatsenyuk, Kerry abogó por el avance de la legislación sobre la amnistía y el "inicio oficial" de un diálogo nacional sobre la reforma constitucional que incluya a representantes de todas las regiones. Pocas horas antes de que Kerry hablara con Lavrov y Yatsenyuk, el Pentágono anunció que desplegará en los próximos días pequeños contingentes militares en Europa Central y Oriental en respuesta a la crisis de Ucrania y como muestra de "su compromiso" con sus aliados de la OTAN. En concreto, el despliegue será de 600 militares entre Polonia y los países bálticos a partir de mañana y este será el primero de una serie de movimientos estratégicos de Estados Unidos que acontecerán en los próximos meses.