Público
Público

"Rajoy nunca ha hablado con las verdaderas víctimas de la violencia política en Venezuela"

Tres familiares de fallecidos durante las manifestaciones de 2014 denuncian la campaña de apoyo a sectores de la oposición venezolana, a quienes señalan como los verdaderos instigadores de los actos violentos en el país

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 24

En primer línea, los miembros del Comité, Nairobi de González, Luís Durán y Carmen Labrador. Acompañados por el abogado Michael Díaz y Cristóbal Cornieles, de la ONG SurDH. - PABLO PASCUAL

MADRID.- Son víctimas de la violencia política de Venezuela. Esposa, padre, hermana. El año pasado perdieron a sus seres queridos en las violentas manifestaciones alentadas y organizadas por la oposición contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Murieron 43 personas y más de 800 resultaron heridas.

Son Nairobi Olivera de González, Luis Durán y Carmen Labrador. Portavoces del Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado y tres damnificados de la violencia que asoló Venezuela en abril de 2013 y entre febrero y junio de 2014. Han llegado a España, dentro de una gira con la que pretenden visitar también Francia, Bélgica y Suiza, para denunciar sus casos y el uso político que se ha hecho con ellos.

En un acto este martes en el Ateneo de Madrid, el Comité, que recibe su nombre de las protestas organizadas en forma de barricadas o de otro tipo de fórmula para bloquear las calles (guarimbas), ha exigido al Gobierno de Mariano Rajoy que deje de apoyar a "los sectores de la oposición venezolana y de la derecha que promueven actos violentos".

Los miembros de la organización han enviado al jefe del Ejecutivo una carta en la que le instan a "abstenerse de instrumentalizar políticamente los derechos humanos y ser copartícipe de los actores políticos venezolanos que buscan silenciar y tergiversar los hechos de violencia y odio".

Luis Durán, padre de uno de los fallecidos durante las protestas, recordó el apoyo mostrado por Rajoy a Leopoldo López, actualmente encarcelado, y las críticas del presidente del Gobierno contra el juicio al líder del movimiento opositor La Salida.

"Ese tipo de declaraciones constituyen un claro desconocimiento de los autores materiales e intelectuales de los hechos y buscan generar la impunidad de la violencia que vivió el país", declara Durán. "Leopoldo López fue promotor de las acciones violentas y de las violaciones de los derechos humanos, sin embargo el presidente Rajoy nunca se ha reunido con las verdaderas víctimas para escuchar sus testimonios", añade.

Durán contó cómo su hijo murió degollado por un alambre colocado en mitad de la carretera, con el que se topó cuando circulaba en moto. "Era una trampa mortal. La culpa fue de los que instigaron la violencia. Fueron unos irresponsables, son personas que tienen una gran ambición de poder y que intentaban dar un golpe de Estado", denuncia.  

Los miembros del Comité, acompañados por el abogado Michael Díaz, y de Cristóbal Cornieles, de la Red de defensores de los Derechos Humanos SurDH, coinciden en señalar a Leopoldo López como el principal promotor de las manifestaciones. Pero no el único. Durante el acto en el Ateneo aparecieron los nombres de otros líderes opositores, como Antonio Ledezma, recientemente detenido, o María Corina Machado, y del general Ángel Vivas. 

Nairobi de González critica a todos ellos por sus continuos llamamientos a la rebeldía y a "expresar el rechazo al Gobierno de forma violenta". Ella perdió a su marido, fiscal de profesión, que tuvo la mala suerte de toparse con una guarimba. López está siendo juzgado, junto a cuatro líderes estudiantiles, por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir, por los que podrían ser condenados a hasta diez años de cárcel.

"Nosotros lo que queremos es paz", clama por su parte Carmen Labrador. Su hermano, de 39 años, murió por el disparo de un francotirador cuando estaba "asediado por los guarimberos". "Nuestros casos están invisibilizados y tergiversados por los grandes medios de comunicación privados e incluso por organizaciones y organismos de derechos humanos nacionales e internacionales", incide.

En el comunicado enviado a Rajoy, el Comité recuerda que de los 43 muertos en las protestas de 2014, seis personas, "una minoría", fallecieron a "consecuencia de la actuación arbitraria de agentes estatales". Del resto culpan a "civiles armados de la oposición" en acciones "planificadas, dirigidas y ejecutadas" por miembros de la oposición dentro de una "estrategia de golpe de Estado". Ante ello, como concluye el abogado Michael Díaz, "solicitar la liberación de Leopoldo López es negar la justicia a las víctimas".