Público
Público

Trump reclama ahora a los miembros de la OTAN elevar el gasto en defensa hasta el 4%

El compromiso que se firmó en 2014 era alcanzar el 2% del PIB en un plazo de diez años. La primera jornada de la cumbre ha servido para que Pedro Sánchez saludara por primera vez al presidente de EEUU.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto a su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la cumbre de la OTAN. / AFP - EMMANUEL DUNAND

La primera jornada de la cumbre se ha visto marcada marcada por las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los aliados que aún no cumplen con el objetivo de invertir el 2 % de su PIB en gasto militar y, en especial, a Alemania.

Trump ha ido más allá y ha propuesto que los países miembros eleven el gasto militar hasta el 4 % de sus respectivos PIB, frente al 2 % acordado en la cumbre de Gales de 2014. "Durante los comentarios del presidente hoy en la cumbre de la OTAN sugirió que los países no solo cumplan su compromiso de destinar el 2 % de su PIB al gasto en Defensa, sino que lo incrementen al 4 %", indicó a Efe la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza se comprometieron en su reunión de Gales en 2014 a incrementar la inversión militar hasta el 2 % de sus productos interiores brutos en el plazo de una década, lo que se ha convertido en la principal exigencia del presidente estadounidense a los miembros de la Alianza. Sin embargo, este año solo ocho de los 29 aliados cumplirán ese objetivo y se prevé que para 2024 la cifra se eleve a 15.

Stoltenberg admite "desencuentros"

Por eso, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha reconocido que persisten los "desacuerdos" entre aliados al término de la primera jornada de la cumbre de la organización, aunque afirmó que no han impedido que se tomen decisiones para hacer a la Alianza "más fuerte".

"Acabamos de concluir una reunión sustancial de los 29 jefes de Estado y de Gobierno. Hemos tenido discusiones, tenemos desacuerdos pero, lo más importante, tenemos decisiones que impulsan a esta alianza adelante y nos hacen más fuertes", indicó Stoltenberg en una rueda de prensa.

Esta primera sesión también ha servido para que el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pudiesen saludarse por primera vez.

Sánchez y Trump habían participado en la foto de familia de los líderes asistentes a la cumbre en Bruselas pero no tuvieron ocasión de saludarse en ese momento. Sí lo hicieron un poco más tarde, cuando ambos se disponían a ocupar sus sitios respectivos en la cumbre.

Ambos se han acercado, han estrechado sonrientes sus manos y han protagonizado un breve saludo. Sin embargo, no está previsto, según fuentes del Gobierno español, que haya una reunión bilateral entre ambos a lo largo de la cumbre.

Sánchez pide a Trump que valore otras contribuciones

Sánchez ha asegurado que comprende las demandas de Trump al exigir aumentar el gasto militar pero ha reclamado que también se tenga en cuenta la inversión en equipamientos y capacidades y la contribución a las misiones y operaciones de la Alianza.

"Comprendo las demandas de la Administración americana, Comprendo que, primero con (Barack) Obama y ahora con (Donald) Trump, se exija un mayor esfuerzo en el presupuesto de defensa, pero para ser justos hay que ser conscientes de que lo estamos aumentando", ha afirmado.

Sin embargo, Sánchez ha reivindicado que se tengan en cuenta otros elementos para "tener un análisis más completo del compromiso de los aliados". Estos elementos son la inversión en equipamientos, cuyo objetivo está fijado en el 20 por ciento del gasto en defensa, y las contribuciones a las misiones de la OTAN.

España dedicará este año el 23,04 % de su inversión total en Defensa a capacidades y equipos militares y se encuentra entre los tres países con más participación en las misiones y operaciones de la Alianza. Sin embargo, es el segundo país por la cola, junto con Bélgica, con menos gasto en Defensa. En 2018, se espera que destine un 0,93 %, mientras que el año pasado se quedó en el 0,90%.

El mensaje que Sánchez pretende trasladar a sus homólogos y en especial a Trump es que "España es una aliado importante y comprometido con la defensa colectiva", a pesar de que según las previsiones de la anterior ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, España llegará al 1,53% del PIB en gasto militar en 2024, el plazo que se fijaron los socios para cumplir con el objetivo del 2 %.