Público
Público

Segundo día de protestas en Afganistán contra Estados Unidos

Las fuerzas de seguridad han matado al menos a 7 manifestantes en las manifestaciones en protesta por la quema de coranes en una base norteamericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de afganos han marchado por segundo día consecutivo en protesta por la quema de un Corán en el interior de la principal base de las tropas internacionales desplegadas en Afganistán, Bagram. Manifestaciones similares se han repetido en otras zonas del país. Entre la población afgana está creciendo cada vez más el sentimiento de repulsa y odio hacia Estados Unidos y las fuerzas que mantienen el país ocupado desde hace más de una década.

En varios puntos del país se ha desatado la violencia entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad y ya hay al menos siete muertos. Además, por el momento se cuentan 35 heridos, entre ellos 11 policías en Kabul.  "Dos de los manifestantes están en situación crítica", dijo el portavoz del Ministerio afgano de Sanidad, Ghulam Sakhir Kargar Noor Ughli, que no quiso precisar la causa de las heridas.

Los manifestantes han cargado contra líneas de policías y las bases militares cercanas a las afueras de Kabul, quemando neumáticos y destrozando vehículos y ventanas, mientras coreaban "¡Muerte a América!" y "¡Muerte a Karzai!". "Cuando los estadounidenses nos insultan hasta este punto, nos unimos a los insurgentes", dijo Ajmad, un manifestante de 18 años en Kabul.

Los disturbios más graves tuvieron lugar en el norteño distrito de Shinwari, en la provincia Parwan y donde seis personas murieron y catorce resultaron heridas por la acción policial, dijo a Efe un portavoz del gobierno de la región, Roshna Khalid.

"Esta es una acción inhumana y despreciable contra todos los musulmanes del mundo", aseguró a Efe Ahmad Malik, uno de los manifestantes. "Odiamos a los estadounidenses y sus políticas erróneas contra los afganos. Sabemos que no están aquí por nuestro bienestar. Karzai debería echarles del país", aseguró otro enfadado manifestante, Sayed Muitaba.

El jefe de la misión de la OTAN, John Allen, anunció una investigación y presentó disculpas a los afganos

Además, en torno a un centenar de estudiantes de Kabul se dirigieron entre gritos contra Estados Unidos hacia el Parlamento afgano, de acuerdo con Stanikzai.

De acuerdo con medios locales, además de en Kabul hoy se registran protestas en las ciudades de Jalalabad, en el este, y Herat, en el oeste del país, por el mismo motivo.

Las protestas comenzaron ayer en Kabul y también a las puertas de base estadounidense de Bagram, cercana a la capital, después de que varios trabajadores del centro denunciaran la quema de varios coranes en el interior de las instalaciones.

Poco después del inicio de las protestas, el jefe de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), John Allen, anunció una investigación y presentó sus disculpas tanto a las autoridades como al pueblo afgano asegurando que no se trató de una acción intencionada.

La profanación del Corán es un asunto muy sensible en Afganistán, donde una veintena de personas, entre ellas siete trabajadores de la ONU, murieron en protestas el año pasado a raíz de la quema pública de un ejemplar en una iglesia estadounidense.