Publicado: 25.03.2016 14:10 |Actualizado: 25.03.2016 18:25

Un sospechoso herido y detenido en una operación policial en Bruselas

Las fuerzas de seguridad han lanzado un importante operativo antiterrorista en el barrio bruselense de Schaerbeek con artificieros y agentes fuertemente armados. La Fiscalía belga también vincula al segundo suicida del aeropuerto con los atentados de París.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un artificiero belga controla un vehículo robótico que se acerca a un artefacto sospechoso en la escena de la operación antiterrorista. EFE/Olivier Hoslet

Un artificiero belga controla un vehículo robótico que se acerca a un artefacto sospechoso en la escena de la operación antiterrorista. EFE/Olivier Hoslet

BRUSELAS.- La Policía federal belga llevó a cabo esta tarde una nueva operación policial en el distrito bruselense de Schaerbeek, en la que un sospechoso resultó herido y fue posteriormente detenido, informaron los medios. Unidades especiales de la Policía federal entraron en una vivienda de ese barrio y se escucharon varias detonaciones durante el operativo, que ya ha concluido, según el canal RTBF.

Un hombre con una mochila que se resistió a las indicaciones de los agentes fue alcanzado por las balas de las fuerzas del orden y quedó tendido en el suelo junto a las vías del tranvía, de acuerdo con ese canal. En imágenes emitidas por el canal RTL se aprecia cómo los artificieros desplegaron uno de sus robots que se acercó al hombre para comprobar si en la mochila llevaba explosivos.



Nada más ser capturado, algunas informaciones apuntaban a que podía ser el belga Mohamed Abrini, buscado como uno de los cómplices de Salah Abdeslam ─detenido el pasado viernes─ en los preparativos de los atentados de París del 13 de noviembre. Sin embargo, la Fiscalía federal salió al paso para desmentirlo, sin decir quién es.

Unidades especiales de la Policía federal entraron en una vivienda de ese barrio y se escucharon varias detonaciones durante el operativo

La intervención estaba en relación con la operación antiterrorista que se llevó a cabo el jueves en la región de París, en la que fue detenido un hombre, y con la que se pudo desbaratar un proyecto de atentado, según declaró el ministro del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve.

El alcalde de Scaerbeek, Bernard Clerfayt, indicó, por su parte, que el operativo estaba relacionado con los atentados del pasado martes en Bruselas y con la actuación policial de anoche en Argenteuil. Los alrededores del área donde se desarrolló el operativo en Bruselas, en las proximidades de la plaza Meiser, fueron cerrados y protegidos por agentes fuertemente armados y por camiones militares. En la zona estuvieron presentes el servicio de desactivación de explosivos y equipos de la Policía local, que no parecen haber intervenido, según Belga.

El jueves tuvieron lugar múltiples registros en los barrios de Jette y Schaerbeek en Bruselas, que condujeron al arresto de seis individuos, mientras que hoy se produjo dos nuevas detenciones en el distrito de Forest y en el barrio de Saint Gilles, según anunció la Fiscalía en un comunicado.

Identificado el segundo suicida del aeropuerto

Asimismo, la Fiscalía confirmó que el segundo terrorista suicida del aeropuerto internacional de Zaventem, en Bruselas, era Najim Laachraoui, vinculado también a los atentados del 13-N en París. Laachraoui era el sospechoso que aparecía a la izquierda en la fotografía en la que se veía a tres supuestos autores de los atentados del martes pasado en el aeropuerto, difundida por la Policía belga.

La Fiscalía precisó que su identidad se ha podido establecer tras las pruebas de ADN y las tareas de investigación de las últimas horas. Laachraoui, nacido el 18 mayo de 1991, también era investigado por el Ministerio Público en relación con los atentados de noviembre en París, con 130 muertos.

La Policía difunde las imágenes de tres sospechosos del atentado en el aeropuerto de Bruselas. /TWITTER

En el marco de ese dossier, recordó hoy la Fiscalía, el pasado 4 de diciembre se difundió una notificación de búsqueda sobre Salah Abdeslam, que se trasladó en dos ocasiones a Budapest en septiembre del año pasado en un vehículo alquilado. El 9 de septiembre Abdeslam fue objeto de un control policial en la frontera entre Hungría y Austria a bordo de un vehículo Mercedes, en compañía de dos personas, que utilizaban falsas identidades belgas a nombre de Samir Bouzid y Soufiane Kayal.

La investigación llevada a cabo ha permitido determinar que la falsa identidad de Kayal correspondía en realidad a Laachraoui, que viajó a Siria en febrero de 2013 y que alquiló una vivienda en Auvelais (sur de Bélgica) objeto de un registro policial el 26 de noviembre pasado. La Policía encontró trazas de ADN de Laachraoui en la casa de Auvelais y en el apartamento de la calle Henri Bergé, en el distrito bruselense de Schaerbeek, que habría sido utilizado por el grupo terrorista. También encontró esas trazas en el chaleco explosivo y en un trozo de tejido utilizado en la sala de espectáculos parisina Bataclan y en una bomba en el Estadio de Francia, señaló la Fiscalía.