Publicado:  13.01.2010 06:57 | Actualizado:  13.01.2010 06:57

Un terremoto de 7 grados devasta Haití

Las consecuencias del seísmo, de 7 grados en la escala Richter, hacen temer que haya miles de personas sepultadas bajo los escombros. La ayuda internacional está movilizada. La misión de la ONU en el país más pobre del h

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:


Ver mapa más grande

 

Un terremoto de 7 grados de magnitud sacudió Haití la pasada noche (sobre las 22.30 hora española) causando unos daños que difícilmente serán superados por los habitantes del país más pobre en el hemisferio occidental. Sin que haya una cifra de víctimas oficial, se teme que haya miles de personas sepultadas bajo los escombros. La capital, Puerto Príncipe, ha quedado completamente destruida.

La Cruz Roja ha informado este mediodía de que el número de afectados por el seísmo podría ascender a tres millones de personas. El portavoz de la Organización, Paul Conneally, dijo a la agencia AP que el hecho de que el terremoto se hubiera producido tan cerca de la costa de Puerto Príncipe no era una "buena señal".

El epicentro fue localizado a 15 kilómetros de la capital haitiana. Al primer temblor le siguieron tres réplicas de 5,9, 5,5 y 5,1 grados en la escala Richter. Como consecuencia, el Instituto Geológico de Estados Unidos declaró la alerta de tsunami en Haití, Cuba, Bahamas y República Dominicana durante dos horas.

Conneally aseguró que se tardará entre 24 y 48 horas en hacer un balance fiable de las consecuencias del terremoto.

Las noticias de Haití consecuencias del terremoto van llegando con cuentagotas a través de las agencias de información. Puerto Príncipe ha sufrido daños considerables y el aeropuerto ha sido cerrado. Un hospital y varios edificios públicos han quedado reducidos a escombros. Entre ellos el palacio presidencial, aunque el  líder del país, Réne Preval y su esposa, están a salvo según ha podido confirmar la agencia AFP.

Javier Domínguez, teniente coronel de la inteligencia militar dominicana, dijo a la agencia EFE en el puesto fronterizo de Jimaní que"al menos un centenar de edificios" se han derrumbado en la capital haitiana.

"Todo el mundo temblaba, era como un baile, la gente salía de los vehículos, corría y gritaba", explicó a la misma agencia un testigo quien dijo que "la carretera se abrió por la mitad".

La fuerza del temblor hace que todo el mundo se tema que la cifra de muertos vaya a ser muy importante. Rachmani Domersant, miembro de la ONG estadounidense Food to the Poor, dijo a la agencia Reuters que "toda la ciudad está a oscuras, hay miles de personas sentadas en las calles, sin ningún sitio donde ir", refiriéndose a Puerto Príncipe. "He visto siete u ocho edificios destruidos, desde edificios de oficinas hasta hoteles o centros comerciales", añadió.

La misma agencia de noticias informaba de que hay decenas de muertos y heridos entre las ruinas de los edificios que, además, bloquean las calles de la ciudad. "Todo empezó a temblar, la gente gritaba, las casas comenzaron a derrumbarse ... Es un caos total", narraba Joseph Guyler Delva, corresponsal de la agencia en el país.

Henry Bahn, un funcionario estadounidense del Departamento de Agricultura que se encontraba de visita en Haití, contó que "todo el mundo está asustado. El cielo se ha quedado gris y el ambiente está inundado de polvo". Bahn se dirigía a su habitación del hotel cuando empezó a notar los temblores. "Acabo de escuchar una gran cantidad de ruido y gritos a poca distancia. Hay casas que se han quedado en escombros y otras que han caído por un barranco", añadió. 

En un comunicado desde la sede de Nueva York, la ONU informó de que Haití ha resultado "seriamente dañada", a causa del terremoto, así como las instalaciones de Naciones Unidas en el país. La Organización advirtió, además, de la desaparición de un gran número de su personal".

El jefe de los observadores de paz Alain Le Roy dijo que no está claro cuánta gete había en el edificio de la ONU durante el terremoto. Entre esas personas podría encontrarse el jefe de la misión de Naciones Unidas, Hedi Annabi, que sigue desaparecido.

Más tarde, varias informaciones hablaban de 15 miembros de la ONU muertos. Se trataría de ocho observadores chinos, tres jordanos y cuatro brasileños.

A medida que se han ido sucediendo las noticias, la ayuda internacional se ha puesto en marcha. El embajador de Haití en EEUU, Raymond Joseph, solicitó la ayuda en una entrevista a la CNN, para paliar los daños materiales y humanos provocados por el fuerte seísmo que puede tener proporciones "catastróficas". "Pido la ayuda de Estados Unidos. Lo único que puedo hacer ahora es rezar y confiar en que no ocurra lo peor", dijo.

El diplomático explicó que ha tratado de contactar con funcionarios de su Gobierno y que sólo fue capaz de hablar con uno, quien le relató "que las casas se cayeron a un lado y otro de las calles". 

De momento, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ordenado al departamento de Estado y al Pentágono que preparen el envío de ayuda humanitaria a Haití. "Estamos vigilando la situación estrechamente y estamos listos para ayudar a la población de Haití", dijo Obama.

Otro de los mandatarios que ha anunciado el envío inmediato de ayuda es Hugo Chávez, presidente de Venezuela, país que ha preparado un equipo de cincuenta expertos en rescate de víctimas. Los Gobiernos de Colombia, Nicaragua, Canadá, Panamá y el presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, también prometieron ayudar a Haití en este trance.

El Reino Unido ya ha movilizado un equipo de ayuda del Departamento

de Ayuda Internacional y Francia ha preparado dos aviones con 130 agentes especializados en este tipo de desastres que partirán desde Martinica y Guadalupe.

España ha confirmado el envío de cuatro efectivos del Cuerpo de Bomberos de Huelva. "Vamos a ir cuatro efectivos de la unidad canina acompañados por tres perros entrenados". "Estamos saliendo para Madrid en estos momentos para coger allí un vuelo comercial que nos lleve hasta Haití", dijo el portavoz de los Bomberos de la localidad.

La Cruz Roja de EEUU ha prometido una ayuda inicial de 200.000 dólares para las comunidades afectadas por el fuerte terremoto en Haití, y ha asegurado que está preparada para actuar una vez que haya evaluado la situación sobre el terreno.

"Las informaciones iniciales indican que hay daños extendidos en Puerto Príncipe (...) y habrá que cubrir necesidades inmediatas de alimentos, agua, refugios temporales, atención médica y apoyo emocional" mediante psicólogos, afirmó la directora del equipo de respuesta a desastres internacionales para Cruz Roja de EEUU, Tracy Reines.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) informó que se dispone a enviar un primer destacamento de ayuda humanitaria a Haití, compuesto por 72 personas, 6 equipos de rastreo caninos y 48 toneladas de equipos de rescate. Además, el Mando Sur del Pentágono evalúa la localización de sus barcos en las proximidades de Haití para su posible envío al país caribeño, dijo una fuente militar.

El terremoto se sintió con fuerza en gran parte de la República Dominicana, en especial en el este, el noreste, el sur y el centro, dijo el jefe de la Defensa Civil dominicano, Luis Luna Paulino. Dicho organismo ha comenzado de inmediato a recabar datos de los efectos causados por el movimiento de tierras, si bien no se ha informado de heridos en la parte dominicana de la isla de La Española, ha explicado este funcionario.

"En San Juan de la Maguana se ha sentido muy fuerte, y también tenemos informes de puntos como Nagua (en el noreste), de la capital (Santo Domingo) y de San Isidro (al este de Santo Domingo)".

PUBLICIDAD

Comentarios