Público
Público

La tregua en Siria vuelve a fracasar

Los enfrentamientos entre las fuerzas de Al Asad y los rebeldes, aunque en menor medida, se siguen reproduciendo en diferentes puntos del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como ya ocurrió anteriores ocasiones, la tregua en Siria ha aguantado apenas unas horas. Las tropas del régimen de Bashar al Asad y los rebeldes siguen manteniendo enfrentamientos en varias provincias del país tras un pequeño lapso de tiempo de calma. El alto el fuego propuesto por la ONU y que se había puesto en marcha hoy coincidiendo con la festividad musulmana del Eid al Adha debía durar hasta el lunes.

Para el presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abderrahman, la tregua directamente 'se ha hundido' y mencionó la muerte de doce personas. La organización ha informado de choques en torno a una base militar situada a menos de un kilómetro de la carretera que une Damasco y Alepo. Grupos rebeldes han intentado asaltar la instalación al tiempo que el Ejército sirio disparaba su artillería contra una localidad cercana.   

Entre otras acciones violentas, Abderrahman reseñó la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Tadamu, en la capital, que no causó víctimas, o el ataque con morteros sobre el aeropuerto militar de Mezze, también en la capital.

Pese a que la violencia se ha reanudado en distintos lugares, el número de fallecidos a estas horas es todavía algo menor al que se suele registrar otros días. La Comisión General de la Revolución Siria (CGRS), da otro balance de víctimas y asegura que al menos diez personas han muerto hasta el momento, cuatro de ellas por bombardeos en la ciudad de Homs (centro) y en la localidad cercana de Telkalaj.

Varias facciones rebeldes insisten en que no se han comprometido a respetar la tregua

Este mismo grupo ha agregado que al menos tres personas habrían muerto por disparos de carros de combate y de francotiradores en Harasta, un suburbio de Damasco. Aparte, los rebeldes que combaten en una localidad del norte próxima a la frontera con Turquía han informado de la muerte de uno de sus combatientes por disparos de un francotirador. Un periodista de Reuters ha asegurado desde el lugar que ha oído cuatro rondas de disparos de artillería. Además, otras tres personas habrían fallecido en la población de Jan Shijun, en la provincia de Idleb (noroeste), y una más en la ciudad de Deir al Zur (noreste).

Pese a que la comandancia del Ejército Libre Sirio (ELS) se ha comprometido formalmente con la tregua, siempre que no haya agresión previa por parte del régimen, otras facciones rebeldes han insistido en que no la respetarán. El portavoz de la facción del ELS llamada Ansar al Islam (partidarios del islam), Abu Muaz, aseguró a Efe que su grupo, que opera principalmente en Damasco, no se compromete con la tregua y puede atacar al régimen si lanza ofensivas o redadas.

El breve periodo de calma ha dado la oportunidad a los opositores de recuperar las manifestaciones pacíficas

Mismas condiciones puso ayer el Ejército de Al Asad, que se reservó 'el derecho a responder' si los 'terroristas', como denomina a los rebeldes, 'atacan, fortalecen sus posiciones o reciben suministro de armas o personas desde dentro o fuera del país'.

El breve periodo de calma ha dado la oportunidad a los opositores de recuperar las manifestaciones pacíficas. Varias provincias han sido escenario de protestas, sobre todo en Deraa (sur), para pedir la caída de Al Asad. Según el OSDH, también se han celebrado manifestaciones en barrios de Alepo y en las poblaciones cercanas como Tel Rifaat y Kafernaya. El coordinador general de la red opositora Sham, Yafar al Jeir, consideró que será después de la oración del mediodía, tras la salida masiva de nuevas protestas, cuando se pueda hacer una evaluación definitiva de la tregua se respeta.