Publicado: 02.07.2015 20:37 |Actualizado: 02.07.2015 22:08

Tsipras: "Tendremos un acuerdo
48 horas después del referéndum"

El primer ministro griego lanza un mensaje de calma a la población y asegura, ante el corralito, que los bancos del país "son solventes". Deja abierta la puerta a una posible dimisión si se impone el 'sí' en la consulta del próximo domingo

Publicidad
Media: 4.30
Votos: 10
Comentarios:
El primer ministro griego, Alexis Tsipras. - AFP

El primer ministro griego, Alexis Tsipras. - AFP

ATENAS- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha asegurado este jueves que su gobierno llegará a un acuerdo con los acreedores el próximo martes, sea cuál sea el resultado del referéndum del domingo, pues aseguró que pondrá en marcha los procedimientos necesarios e incluso dejó entrever que podría abandonar su cargo.

En una entrevista en la televisión griega Antena, Tsipras señaló que en que en caso de ganar el "No" en la consulta, como pide su Gobierno, habrá una "solución sostenible" para el país.

Los griegos están llamados a las urnas el próximo domingo para decidir si aceptan o no la propuesta de los acreedores a cambio del desembolso del rescate. "Este acuerdo puede ser el mal acuerdo que nos propusieron o uno mejor. Cuanto más fuerte sea el 'no' mejor será el acuerdo", recalcó Tsipras.



"Este acuerdo puede ser el mal acuerdo que nos propusieron o uno mejor. Cuanto más fuerte sea el 'no' mejor será el acuerdo"

En caso contrario, si finalmente se impone el "Sí", el jefe del Gobierno heleno subrayó que pondrá en marcha "los procedimientos previstos por la Constitución" para que la propuesta de las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) sea ley.

En este escenario, Tsipras destacó que no pondrá su "silla" por encima de los "intereses de la nación", dejando entrever que podría dimitir. "Lo que puedo garantizar a los ciudadanos es que nunca mentiré y que no tuve tiempo para enamorarme del cargo de primer ministro", aseveró.

Tsipras, que no concretó cuándo abrirán los bancos, cerrados desde el lunes cuando se impuso un corralito, remarcó que la "prioridad absoluta" del Ejecutivo es "salvaguardar los depósitos de la gente y alcanzar un acuerdo lo antes posible".

Preguntado sobre el temor de la población a una posible quita de los depósitos, como ocurrió en el corralito que Chipre instauró en 2013, el primer ministro quiso mandar un mensaje de calma al asegurar que los bancos griegos "son solventes". "No quiero rebajar las consecuencias del cierre de los bancos. En Chipre hubo una quita de depósitos porque los bancos no tenían bastantes garantías. Los bancos griegos son solventes", dijo.