Publicado: 20.09.2015 19:51 |Actualizado: 21.09.2015 17:44

Tsipras vuelve a ganar las elecciones

Syriza se impone con cerca del 35,5% de los votos. El líder de Nueva Democracia reconoce su derrota a poco de conocerse los primeros resultados. Los conservadores se quedan en el 28%. La coalición de izquierdas se hace con 145 escaños, a 6 de la mayoría absoluta.

Publicidad
Media: 4
Votos: 9
Comentarios:
El ganador de las elecciones griegas, Alexis Tsipras, saluda a sus seguidores tras los comicios. - AFP

El ganador de las elecciones griegas, Alexis Tsipras, saluda a sus seguidores tras los comicios. - AFP

ATENAS.- Syriza ha vuelto a ganar las elecciones en Grecia. Con el 99,82% de los votos escrutados, la formación de Alexis Tsipras obtiene una victoria con el 35,47% de los votos, que, tras el bonus de 50 escaños que recibe el ganador, se traduce en 145 de los 300 diputados del Parlamento heleno, a sólo seis de la mayoría absoluta.

De esa forma, los griegos han optado por dar una segunda oportunidad al ex primer ministro heleno, quien casi ha logrado igualar el resultado obtenido en enero en los segundos comicios adelantados que vive el país en lo que va de año. Sin embargo, analistas electorales consultados por Público, Syriza habría perdido medio millón de votos respecto a las elecciones anteriores. En tanto, la escisión Unidad Popular, que provocó el adelanto electoral al retirarse más de dos docenas de diputados, no ha alcanzado el 3% mínimo para acceder al Parlamento, al reunir sólo 140.000 votos, como consecuencia de la elevada abstención: en torno al 45%.

Tsipras afirma que las elecciones celebradas lanzan el claro mensaje a Europa de que "Grecia es sinónimo de lucha y dignidad" 

La victoria de Syriza se consumó con los primeros resultados oficiales. A los escasos cinco minutos de conocerse los datos, Vangelis Meimarakis, el líder de Nueva Democracia, principal rival de la coalición de izquierdas, reconoció su derrota. Nueva Democracia obtuvo el 28,09% de los votos y 75 escaños, uno menos que en las elecciones del pasado mes de enero. "Dimos la batalla con seriedad, al parecer el resultado da la victoria a Syriza y a Tsipras. Le felicito, el resto lo discutiremos", ha declarado el conservador Meimarakis en declaraciones a los medios a su llegada a la sede de su formación,



"Dimos una batalla difícil y estoy muy contento porque el pueblo nos dio un mandato claro para seguir luchando en el interior y el exterior", dijo Tsipras en su intervención en la céntrica plaza de Klathmonos, sede electoral de Syriza, ante cientos de simpatizantes. El líder izquierdista agradeció a los ciudadanos haberle dado un mandato claro "para cuatro años" y afirmó que las elecciones celebradas lanzan el claro mensaje a Europa de que "Grecia es sinónimo de lucha y dignidad".

Seguidores de Syriza celebran la victoria de la formación de Tsipras en el centro de Atenas. - AFP

Seguidores de Syriza celebran la victoria de la formación de Tsipras en el centro de Atenas. - AFP

En su primer discurso tras los comicios, Tsipras anunció que seguirá gobernando con los nacionalistas Griegos Independientes, que obtuvieron el 3,69% de los votos y 11 diputados. Entre ambas formaciones suman una cómoda mayoría absoluta de 156 escaños (frente a los 151 requeridos). "Agradezco a Panos Kamenos (líder de los Griegos Independientes) su apoyo, unimos nuestras banderas y nuestra honestidad, y continuaremos", dijo Tsipras, quien compareció ante los ciudadanos junto al que fue y seguirá siendo su socio de coalición.

Los neonazis de Amanecer Dorado, con alrededor del 7% de los votos y 19 escaños, se consolidan como tercera fuerza parlamentaria

El neonazi Amanecer Dorado, con el 6,99% de los votos y 17 escaños, se ha erigido como el otro gran vencedor, ya que consigue consolidarse como tercera fuerza parlamentaria y ha incrementado cerca de un punto porcentual su resultado de enero. "El pueblo no ha vivido todavía en carne propia las consecuencias del programa de rescate y por eso ha votado a Syriza", afirmó el diputado ultraderechista Ilias Kasidiaris.

Por detrás han quedado el socialdemócrata Pasok, cuya representación también ha aumentado cerca de un 2% hasta el 6,28% (17 escaños), los comunistas de KKE, que mantienen su resultado anterior con un 5,55% (15 escaños), y el centrista To Potami, que con el 4,09% y 11 escaños ha perdido unos dos puntos porcentuales.

Como novedad entra en el Parlamento la Unión de Centristas, una formación fundada hace más de dos décadas, que nunca logró un escaño, y que, con el 3,43%, consigue nueve escaños. Pero sin duda, una de las grandes protagonistas de estos comicios ha sido la abstención, que rondó el 45%, la mayor registrada en Grecia, donde el voto es obligatorio.