Público
Público

Turquía acusa a Siria de estar detrás de los atentados que han dejado 45 muertos

El ministro turco de Interior revela que saben la organización autora del ataque y que los responsables están vinculados al régimen de Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno turco ha acusado este sábado al régimen sirio de estar vinculado al atentado con coches-bomba cometido en la localidad turca de Reynhanli que ha provocado 45 muertos y decenas de heridos.

'Se ha determinado la organización que ha cometido la acción y las personas conectadas. Los atacantes están vinculados al régimen sirio', afirmó en un comunicado el ministro turco del Interior, Muammer Guler.

Un total de 45 personas murieron este sábado por las explosiones de dos coches bomba en la ciudad turca de Reyhanli, situada en el sur del país y próxima a la frontera con Siria.

'Dos vehículos han hecho explosión frente al edificio de la sede del Gobierno municipal y la oficina de Correos de Reyhanli', según el ministro del Interior, Muammer Güler, en una comparecencia extraordinaria ante los medios nacionales. 'Por supuesto que nos preocupa que el número (de víctimas) pueda aumentar', añadió (antes de la evaluación final de víctimas).

Turquía acoge a 300.000 sirios que han huído de la guerra civil y es uno de los principales opositores al régimen del presidente sirio Bashar al Assad. La OTAN ha desplegado en la frontera baterías de misiles Patriot para proteger a la población turca de posibles daños colaterales durante el conflicto, según la Alianza Atlántica, aunque Damasco considera que las baterías suponen una amenaza ofensiva.

Turquía, país fronterizo con Siria, es uno de los principales opositores al régimen de Bashar al Assad

La oposición siria, por su parte, indicó que el blanco de los ataques podría haber sido una de sus delegaciones, según Reuters, pero el Gobierno turco no ha confirmado esta información.

Reyhanli, que se encuentra justo enfrente de la ciudad siria de Bab Al Hawa, bajo control rebelde, fue escenario de un atentado el pasado mes de febrero, cuando fallecieron 14 personas y más de una treintena resultaron heridas por la explosión de un minibus.

Hasta la tarde del sábado, ningún grupo había asumido la responsabilidad del ataque, pero el ministro de Exteriores turco, Ahmed Davutoglu, ya ha advertido de que estos atentados 'ponen a prueba el poder de Turquía' y ha asegurado que se tomarán las medidas necesarias.

El Gobierno español condenó 'con determinación los atentados', y transmitió 'ante este acto de barbarie, su apoyo al Gobierno y al pueblo turcos', reiterándole 'su condición de aliado firme en la lucha contra la violencia y el terrorismo'. También hubo condena de Estados Unidos.