Publicado: 11.07.2016 23:27 |Actualizado: 11.07.2016 23:27

La UE dará los fondos de cooperación a los ejércitos de Sudán y Eritrea para que frenen a los migrantes

La Coordinadora de ONG para el Desarrollo denuncia que el acuerdo tendría como
objetivo contener los flujos migratorios en origen, en la línea del pacto con Turquía.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Foto de archivo de un soldado del Ejército de Sudán del Sur. / REUTERS

Foto de archivo de un soldado del Ejército de Sudán del Sur. / REUTERS

MADRID.- La Unión Europea podría desviar cien millones de euros, que en un principio iban a ser destinados a cooperación para el desarrollo, a los ejércitos de Sudán y Eritrea, ha denunciado la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, de la que forman parte unas cuatrocientas entidades. El objetivo del acuerdo con ambas dictaduras sería frenar los flujos migratorios en origen, en la línea de los pactos de Bruselas con Turquía.

“Este posible acuerdo con Eritrea y Sudán sería una primera experiencia que serviría como punto de partida para extenderla a otros países”, explica la Coordinadora, que considera que la decisión supone dar “un paso más hacia el precipicio”. A su juicio, la medida de desviar fondos de cooperacion para contener a los migrantes es ilegal, sobre todo cuando los fondos se destinan a la militarización de las fronteras, pues “aumentará la extrema vulnerabilidad a la que están sometidas las persona, quienes en lugar de ser protegidas pueden acabar siendo agredidas”.

Esta “capítulo oscuro” en la historia de la UE ya fue denunciado a finales de junio por más de un centenar de ONG europeas, coincidiendo con la celebración del Consejo Europeo. “La adopción de una política exterior que tenga como único objetivo el freno de la migración socava la credibilidad y autoridad de la UE en defensa de los derechos humanos”, criticaron las organizaciones en un comunicado que recordaba que el Tratado UE-Turquía “ya ha dejado a miles de personas varadas en Grecia, en condiciones inhumanas y degradantes”.



La Coordinadora de ONG para el Desarrollo considera que la UE debe comprometerse a erradicar la pobreza y a actuar sobre las causas que fuerzan las migraciones, pero deja claro que las ayudas no deben ser utilizadas “como chantaje para el control militar de los flujos migratorios”. Así, entiende la organización, no se combate la enfermedad, sino que “se esconden sus síntomas”, por lo que instan a las autoridades comunitarias a que den un paso atrás y no alcancen un pacto con los gobiernos de Sudán y Eritrea, países donde se cometen graves violaciones de los derechos humanos.

Sin embargo, las organizaciones no gubernamentales integradas en la Coordinadora consideran que ambas dictaduras podrían ser “los primeros lugares de ensayo de esta nueva forma de actuación”, que pasa por aumentar la “eficacia” de la ayuda al desarrollo mediante el desvío de fondos de cooperación a ejércitos africanos “con el fin de frenar la migración”. Por ello, “rechazan frontalmente” destinar los fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo a la contención de la migración.