Público
Público

El xenófobo Wilders facilita un nuevo Gobierno en Holanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de cien días después de las elecciones y tras explorar todas las coaliciones posibles, el partido liberal de Holanda (VVD) asumirá la dirección del país asociado a la extrema derecha xenófoba. El acuerdo, anunciado ayer, incluye el apoyo del Partido de la Libertad, de Geert Wilders, líder abiertamente xenófobo y especialmente corrosivo en sus discursos contra los países árabes y el islam. El pacto fue posible tras la ruptura durante el verano de las negociaciones con el Partido Laborista, e incluye a los democristianos del CDA, que hasta las elecciones de junio era la primera fuerza política del país.

A pesar del éxito electoral, Wilders no estará previsiblemente en el Gobierno, al que ofrecerá apoyo externo. Sin embargo, su partido se convierte en un apoyo imprescindible para la estabilidad de la coalición conservadora. Según él, este estatus dará libertad a su partido para mantener su discurso incendiario sumando además 'una enorme influencia' sobre las decisiones políticas que tomarán otros.

'Estoy muy satisfecho, una gran cantidad de gente va a estar encantada', aseguró Mark Rutte, líder liberal y próximo primer ministro, tras concluir las negociaciones con Wilders y los democristianos que se habían iniciado en agosto.

El nuevo Ejecutivo holandés se concentrará ahora en aplicar un severo recorte del gasto de entre 16.000 y 18.000 millones de euros, incluyendo la congelación de salarios de empleados públicos, la reducción del gasto en Defensa y la protección social o el retraso en la edad de jubilación un año.

Mientras el nuevo Gobierno, que será presentado hoy, echa andar, Wilders se enfrentará el lunes a la justicia, que lo acusa de incitación al odio y discriminación por sus comentarios xenófobos.