Público
Público

33 vírgenes no pueden con el Granada - Osasuna

La Liga de Fútbol rechaza cambiar la fecha del encuentro deportivo solicitada por la Subdelegación del Gobierno por coincidir con una celebración religiosa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es cuestión de devotos contra forofos, pero los 33 pasos de la peregrinación 'extraordinaria' Magna Mariana, todos de Virgen, no han podido con el Granada-Osasuna. La Liga Nacional de Fútbol Profesional (LFP) ha rechazado la petición de la Subdelegación del Gobierno en Granada para modificar la fecha del partido por coincidir con la celebración religiosa. La LFP sostiene que el calendario de competición es 'público y notorio' (Ver respuesta en PDF) desde el 10 de julio de 2012, fecha en que se publicó,  y que, además, las fechas de los partidos se fijan de acuerdo con 'criterios deportivos' y con los establecidos por los distintos operadores de televisión.

Así que el encuentro deportivo se mantiene para el 18 de mayo, como estaba previsto. Ese mismo día saldrán a la calle los pasos procesionales que participan en la peregrinación. Son 28 imágenes de Granada capital y cinco invitadas de municipios de la provincia.

Los 33 pasos de Vírgenes y devotos tomarán las calles del centro y de todos los barrios desde primera hora de la mañana del día 18 hasta la madrugada del 19. Ese fue uno de los argumentos que utilizó la Subdelegación del Gobierno para solicitar a la LFP el cambio de fecha del partido en un escrito en que asegura que la peregrinación traerá a Granada más de 200.000 visitantes. Son los mismos cálculos del gobierno municipal (PP) y de la Federación de Cofradías, que ha organizado la procesión con motivo del primer centenario de la coronación canóniga de la Virgen de las Angustias, la patrona de Granada. Ambos han vendido la celebración religiosa como un 'acontecimiento excepcional', con un 'gran atractivo turístico'.

Con todo, la celebración religiosa ha sido objeto de controversia local. No porque nadie cuestionara la vuelta a la España devota, ni si siquiera los partidos de izquierda, sino por el nombre y las fechas. La procesión fue bautizada en principio con el nombre de Magna Mariana y se fijó originariamente para el 25 de mayo. Pero el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, optó por un nombre aún más pomposo: ‘Gran peregrinación Mariana, María Reina de Granada'. Luego, mediante un decreto del pasado 16 de abril, modificó la fecha por 'coincidir con el comienzo de la Feria del Corpus y con la final de la Champions League'.

La Magna Mariana es el enésimo homenaje que realizan en Granada a su patrona. Desde que el maridaje religión política ha vuelto a las instituciones de la mano del PP, a la Virgen de las Angustias le han otorgado todo tipo de condecoraciones. La imagen, que ya llevaba el fajín de capitán general por el título que le fue concedido en la época franquista, recibió hace unos meses la máxima distinción de la provincia. La Diputación, por unanimidad de los grupos políticos, le otorgó la medalla de oro en contra de su propio reglamento, que obliga a conceder las distinciones a personas físicas o jurídicas. Como en la España 'devota de Frascuelo y de María' que describía Machado.