Público
Público

Puente de plata a la abogada de Manos Limpias, que abandona el 'caso Nóos'

Virginia López-Negrete no asistirá a las vistas para decidir sobre la prisión de Urdangarin y Torres. Ha renunciado a seguir defendiendo al sindicato ultra por "pérdida de confianza absoluta"

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:
La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, a su salida de la Escuela Balear de Administración Pública, donde se celebra el juicio por el caso Nóos. EFE/CATI CLADERA

La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, a su salida de la Escuela Balear de Administración Pública, donde se celebró el juicio por el caso Nóos. EFE/CATI CLADERA


La abogada de Manos Limpias Virginia López-Negrete ha renunciado a representar a este sindicato ultra en el caso Nóos por "pérdida de confianza absoluta" en su cliente, ya que su máximo dirigente, Miguel Bernard, permanece en prisión preventiva por una supuesta trama de coacción en colaboración con Luis Pineda, presidente de Ausbanc.

Todo apunta a que el tribunal y las acusaciones particulares no cuestionarán esta decisión, a pesar de haber sido presentada a menos de 24 horas de las vistas señaladas. También ha renunciado el procurador de Manos Limpias, Santiago Carrión.

La renuncia, recibida por la Audiencia de Palma a las 12:59 horas de hoy, se produce en vísperas de que el tribunal del caso celebre unas vistillas para decidir si Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, y Diego Torres ingresarán o no en prisión.

El tribunal asegura a estas horas que la abogada no ha comunicado su renuncia de manera formal, aunque Público ha accedido al documento, enviado de manera telemática a través del sistema procesal Lexnet.

Diversos especialistas consultados sostienen que esta decisión colisiona con el Estatuto de la Abogacía que permite cesar cuando surjan discrepancias con un cliente y "siempre que no se cause indefensión al cliente, estando obligado a despachar los trámites procesales urgentes".

Las fuentes jurídicas consultadas aseguran que numerosos abogados son obligados a participar en estos trámites pendientes, aún cuando quieran renunciar para no causar indefensión.

En este caso, la indefensión sería la del sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en esta causa y que pedía penas de cárcel para los dos líderes de la trama de Nóos, así como para Cristina de Borbón, quien fue absuelta por el tribunal.

Manos Limpias está intervenida por orden de la Audiencia Nacional, al igual que Ausbanc, después de que sus cúpulas fueran detenidas en abril de 2016 por supuestas coacciones a entidades financieras durante dos décadas. En esta operación se investiga también una supuesta petición/oferta de 3 millones de euros para retirar la acusación contra la hermana de Felipe VI.

La abogada Virginia López Negrete ha asegurado a Público que ha consultado su decisión en el Colegio de Abogados de Madrid, así como ante el letrado del tribunal del caso Nóos y que le han permitido formalizar su renuncia.

La letrada se encuentra de baja médica y entregaría un certificado que lo avala si el tribunal requiere su presencia en las vistillas señaladas para mañana a las 10:30 horas. De esta manera, las vistas quedarían suspendidas.

López-Negrete también explica que recibió la orden de su cliente de retirarse del caso y no recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo.

La razón de su renuncia reside "exclusivamente personales, habida cuenta de que hay intereses totalmente contrapuestos, una pérdida de confianza absoluta hacia el cliente así como a las desavenencias que entre ellos son insalvables, de confianza de este letrado hacia su cliente”.

El procurador, Santiago Carrión, también ha renunciado, “dado que ni la sede, ni los teléfonos, ni los correos electrónicos existen ya” por lo que si Sala considera conveniente debería comunicar su renuncia a la propia asociación “a los efectos oportunos por parte de la misma”, informa Europa Press.