Publicado: 21.05.2015 19:39 |Actualizado: 21.05.2015 20:08

El PSOE pide anular el voto por correo en Melilla ante la sospecha de que el PP hace fraude

La Policía Nacional intervino ayer en una trifulca entre simpatizantes del PP y del CPM que se produjo cuando miembros de la formación conservadora se disponían a depositar numerosos sobres con votos en la oficina postal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La Policía Nacional intervino ayer en una trifulca entre simpatizantes del PP y del CPM por acusaciones de fraude en el voto postal. /ATLAS

La Policía Nacional intervino ayer en una trifulca entre simpatizantes del PP y del CPM por acusaciones de fraude en el voto postal. /ATLAS

El PSOE acusa al PP de haber intentado realizar fraude en el voto por correo en Melilla y denuncia ante la Junta Electoral y la Fiscalía el altercado ocurrido ayer en una oficina postal, solicitando que se anulen las votaciones por correo.

La candidata socialista a la Presidencia, Gloria Rojas, ha manifestado hoy que se "avergüenza muchísimo como melillense y como política" lo ocurrido ayer en la oficina de Correos donde una persona fue detenida, otra denunciada y una tercera identificada, mientras una trabajadora de la entidad tuvo que ser trasladada a Urgencias por un ataque de ansiedad.



La Policía Nacional tuvo que intervenir ayer en la sede de Correos de Melilla, después de que se hubiera registrado un altercado entre simpatizantes de Coalición por Melilla (CPM) y miembros del PP que se disponían a depositar sobres con votos en la oficina postal.

El incidente se registró a las 12:30 horas, cuando simpatizantes de CPM, el principal partido de la oposición, se percataron de la presencia de miembros del PP que llevaban "numerosos votos", que han entregado a una funcionaria de la oficina postal, según ha explicado Hassan Mohatar, el número 3 de la candidatura cepemista.

 

Al contemplar esta escena, desde CPM se llamó a la Policía para que identificara a las personas y se abrieran las bolsas que portaban, ya que, según Mohatar, la actitud de los populares "no era lógica" porque lo normal es que se lleven "diez o quince votos", no "cuarenta o cincuenta" como tenían los miembros del PP.

"Se está intentando una compra masiva de votos por correo", ha denunciado el candidato cepemista, que ha pedido que se identifiquen los votos y se pregunte a los ciudadanos si "han votado libremente o se les ha dado a cambio algo". Desde el PP, por su parte, lo que han denunciado son las amenazas que han sufrido algunos de sus simpatizantes por parte de personas afines a CPM, cuya sede está enfrente de la de Correos.

Fuentes del Partido Popular han asegurado que lo que estaban haciendo sus miembros está dentro de la "legalidad" del proceso del voto por correo, ya que lo que se estaba entregando es el depósito de votos que ya han sido emitidos. El voto por correo en la ciudad autónoma es motivo de conflicto y polémica en cada cita electoral, donde las denuncias de manipulación de este sistema se suceden por los distintos partidos.

De hecho, en plena campaña electoral, se ha conocido la calificación de la Fiscalía contra 30 dirigentes de CPM y PSOE a los que se pide 231 años de cárcel por un presunto fraude electoral cometido a través del voto por correo en los comicios electorales del 2008.

El voto por correo en la ciudad autónoma es motivo de conflicto y polémica en cada cita electoral, donde las denuncias de manipulación de este sistema se suceden por los distintos partidos

La número uno de la candidatura del PSOE a las elecciones de Melilla, Gloria Rojas ha mostrado "su estupor" y ha dicho que si es presidenta va a poner todos los medios "para que, lo que está ocurriendo, no vuelva a suceder y sea parte del pasado". "Si soy presidenta hablaré con el Gobierno Central, sea del color que sea, a ver cómo se puede arreglar, instalando un sistema telemático u otro tipo de medidas, pero para que esto no vuelva a ocurrir jamás", ha subrayado.

Rojas ha hecho hincapié en que el miércoles "fue un mal día para la democracia en Melilla", y ha anunciado que su formación ha denunciado ante la Junta Electoral de Zona (JEZ) lo sucedido y va a solicitar que se anule el voto por correo de Melilla, y, además, lo va a denunciar en Fiscalía. "Lo que yo quiero, si soy presidenta, es que la ciudadanía melillense vote libremente. El voto es secreto, que cada uno voto lo que quiera sin ningún tipo de coacción", ha recalcado.