Publicado: 30.05.2015 10:14 |Actualizado: 30.05.2015 15:14

El BOE publica el cese del delegado del Gobierno de Valencia, Serafín Castellano

La destitución se produce al día siguiente de ser detenido por corrupción, al favorecer supuestamente a una empresa en la adjudicación de contratos públicos por valor de 33 millones de euros. Está imputado por prevaricación, malversación y cohecho

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Serafín Castellano en el juzgado

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Serafín Castellano, a su llegada a los Juzgados de Sagunto, tras ser detenido por corrupción el 29 de mayo. EFE/Manuel Bruque

Ya es oficial. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado, 30 de mayo, el real decreto por el que se dispone el cese del delegado del Gobierno de Valencia, Serafín Castellano, que fue detenido ayer viernes acusado por corrupción en la concesión de contratos públicos durante su etapa como consejero de Gobernación de la Generalitat Valenciana, entre los años 2008 a 2010.

El real decreto está firmado con fecha ayer viernes, 29 de mayo, por el rey Felipe VI y por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.



En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció el cese de Castellano después de que fuera detenido y basó la medida "tras las informaciones conocidas de que se halla incurso en una investigación judicial".

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana quedó después en libertad provisional tras pasar a disposición judicial.

La causa ha sido declarada secreta y Castellano está imputado por prevaricación, malversación y cohecho. Como medidas cautelares, la juez le ha prohibido salir del país, para lo cual se le ha retirado el pasaporte.

 

La policía registró este viernes tres consellerías del Gobierno de Valencia. Serafín Castellano también fue conseller de Justicia y Administraciones Públicas.

Castellano fue arrestado en el marco de la investigación judicial de la causa abierta por presuntos favores a una empresa, Avialsa, a la que se adjudicaron contratos por valor de 33 millones de puros para la extinción de incendios cuando era conseller de Gobernación.

Al parecer, la empresa le regalaba cacerías, rifles, relojes y jamones a cambio de estos contratos. La Unidad Central contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) movilizó a varios agentes desde Madrid hasta Valencia para coordinar los trabajos, que se aceleraron hace dos meses.